«No sé cuáles son los verdaderos intereses de la CGT», dijo Garmendia

Ante el reclamo y movilización de diferentes sectores y la “paciencia” de la CGT, el referente a nivel local manifestó su preocupación y lamenta el “tibio” accionar de la conducción nacional

Edgardo Garmendia, secretario general de la CGT Villa María
Edgardo Garmendia, secretario general de la CGT Villa María

El titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) Villa María, Edgardo Garmendia, se refirió al escenario actual que perjudica a los trabajadores desde distintos costados, en función de las políticas económicas inflacionarias y de ajuste.

En ese sentido, en diálogo con EL DIARIO el dirigente sostuvo que “ya hace un largo tiempo que venimos solicitando desde nuestro lugar en Villa María un paro nacional. Enviamos los documentos correspondientes a la central obrera madre en Buenos Aires pidiendo la convocatoria a un paro, con la misión de empezar a encontrar respuestas a todos estos reveses”.

Escuché las declaraciones de Pablo Moyano (referente de Camioneros) al advertir que el gremio podría dejar la CGT ya que no hay oídos para las protestas del pueblo. Creo que la construcción debe ser desde adentro hacia afuera, pero el reclamo es válido, como también lo vienen haciendo Sergio Palazzo de la Bancaria y Pablo Micheli de ATE. Yo creo que el paro no va a ser la solución, pero es el camino al menos para decir ‘basta’, terminemos con tanta desigualdad”.

Ante el anuncio y el pedido de un bono navideño, recalcó: “Un bono no es la solución a nada, la cuestión de fondo es la reapertura de paritarias que debemos exigir. No se puede ocultar la verdadera necesidad de la gente con un bono, que es necesario, pero sólo quieren usarlo para tapar un gran problema. Hay sindicatos que realmente se han quedado muy bajos en sus ingresos, ya que recibieron un incremento del 25% cuando en realidad todos sabemos que los números de la inflación están por encima del 40%. Creo que se vienen momentos muy duros y más difíciles que estos, y también entiendo que la CGT hasta el momento debería haber convocado por lo menos a dos paros nacionales”.

Además agregó: “Al no movilizarnos a través de un paro masivo se le está dando oxígeno a un Gobierno que nunca dio señales de brindar beneficios a las clases trabajadoras de este país y a los sectores más humildes. Por el contrario lo único que ha hecho es apoyar a las corporaciones y debilitar el mercado interno, lo que es muy preocupante. Veo que hay productos que estamos exportando que han subido el 400%, el 500% y hasta en algunos casos el 1000%, lo que repercute de manera muy negativa en la industria del empleo y en la cadena sitemática de consumo interno”.

Sobre la situación tibia y observadora de la CGT ante el reclamo, marcha y protesta de otros sectores, indicó: “No sé verdaderamente cuáles son los intereses de la CGT y qué se está esperando. Es incomprensible porque hemos realizado paros en la gestión anterior por el Impuesto a las Ganancias, lo cual creo que es justo, porque los trabajadores no deben pagar Ganancias; pero la realidad de hoy es que hay gente que lo está pasando muy mal, a punto tal que se ve reflejado el hambre, y cuando hay hambre sin dudas que las cosas no están bien. Entonces, ante tal situación y al no ver respuestas, el accionar de la CGT no tiene explicación coherente”.

También destacó: “Ya no quedan dudas de que la gestión del actual mandatario gobierna para los ricos. Le han quitado retenciones al campo, a las mineras, le quitaron impuestos a autos de alta gama. Pero no quiero olvidar al Gobierno provincial, que trabaja en complicidad con el Gobierno nacional aplicando la Ley 10.333, perjudicando a los jubilados cuando en realidad desde el discurso dicen otra cosa. También los compañeros de la UEPC realizaron un banderazo. Un convenio firmado con el Gobierno de la provincia establecía que si la inflación superaba el 25%, las paritarias iban a ser reabiertas, cuando la decisión ya expresada por sus funcionarios es de no hacerlo, ya que no reconocen ese crecimiento del índice inflacionario”.

Finalmente, el titular de la delegación local puntualizó: “No nos queda otra que seguir luchando, seguir reclamando y movilizándonos, aunque nos cueste y parezca que es en vano, porque no nos olvidemos que estamos en el interior del interior, y muchas veces nuestra voz no es escuchada. De todos modos, eso no va a hacer que nos callemos, por el contrario seguimos juntando fuerzas para potenciar y multiplicar nuestro justo reclamo para los trabajadores. La tarea no es sencilla pero tenemos que usar todas las herramientas que tengamos a disposición para hacer extensivo el reclamo. Redes sociales, convocatorias, movilizaciones, exposiciones de dirigentes y referentes ante la prensa… No hay otro camino más que continuar la lucha en defensa de los derechos”.

 

Print Friendly, PDF & Email