“No soy un creyente del mercado”

El presidente del bloque Villa María para la Victoria, habló sobre las primeras acciones del gobierno de Mauricio Macri, y resaltó la gran responsabilidad que tiene el peronismo en esta etapa y la necesidad de unir posiciones

“Estamos frente a un gobierno con fuerte tono centralista”
“Estamos frente a un gobierno con fuerte tono centralista”

“Lo primero que tenemos que destacar es el respeto irrestricto a la voluntad popular, Mauricio Macri es un presidente constitucional y tiene legitimidad constitucional y desde ese punto de vista creo que nosotros no podemos darnos el lujo de desear que le vaya mal, hay un pueblo atrás, Lo primero que deseo es equivocarme en todo lo que pienso.”

El concepto fue expresado por el presidente del bloque Villa María para la Victoria, Carlos De Falco, a manera de introducción de su análisis sobre el momento político nacional a partir del 10 de diciembre.

Entrevistado por EL DIARIO, en horas de la tarde de ayer, el dirigente del peronismo local descargó luego una serie de observaciones con respecto a las medidas tomadas por el mandatario nacional.

“Un gobierno el mismo día que asume genera actos que implican no sólo su rumbo, sino el rumbo del país y sobre todo el destino de sus habitantes que es lo más delicado.

Cada decreto que ha dictado Macri tiene una afectación directa sobre el pueblo y uno no puede dejar de opinar. Doy mi opinión desde el punto de vista político y no como un deseo que le vaya mal”, aclaró.

El abogado, consideró que a su criterio “estamos frente a un gobierno con fuerte tono centralista”.

“Creo que esa vieja lucha de 1853 entre la confederación argentina y el puerto, nunca dejó de estar presente. La lucha entre los porteños y el resto de la República.”

Repasando la historia, De Falco habló del enriquecimiento del puerto y el empobrecimiento del resto del país.

“Alfonsín tuvo esa visión estratégica con la propuesta de trasladar la Capital”, indicó.

Seguidamente, De Falco recordó proyectos de legisladores del Frente para la Victoria para llevar la Capital al interior que no se concretaron.

“Hay una visión estratégica del federalismo. Argentina adoptó un sistema de Gobierno federal o sea la existencia de Estados que juntos se dan una institucionalidad jurídica que es la República Argentina”, afirmó.

En este contexto, remarcó que el presidente, la vicepresidenta, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires son porteños. Y puso énfasis en la decisión de Macri de transferir a la Ciudad de Buenos Aires dieciocho mil millones de coparticipación.

“Un monto que va a dejar de ir a las provincias, porque la torta es una sola, no es que se agregó una torta nueva. Más te digo, la torta se achicó porque el ingreso impositivo se achicó.

Primera cuestión que marco es el centralismo, después no creo que el mercado solucione el problema de este país ni de ningún país del mundo y si seguimos con este criterio de acumulación va a ser un infierno”, manifestó De Falco.

El concejal del justicialismo fue fundamentando cada uno de “errores” que él observa en estos primeros cuarenta días de administración nacional.

“No soy un creyente del mercado, a mí me parece que el dólar tiene que tener una fuerte intervención del Estado. Porque el mercado es muy bueno pero no le soluciona el problema a los pobres, le soluciona el problema a los ricos.

Hablan de la teoría del derrame, esa teoría es que los ricos van a ser tan ricos que no van a tener una canasta donde poner la plata, entonces la plata se va a caer y los pobres van a estar debajo de la mesa juntando las migas”.

De Falco, por otra parte, se mostró de acuerdo en que es necesario “eficientizar el Estado”, que “no tiene que haber ñoquis y que si no trabajan no pueden cobrar”, pero remarcó que el Estado tiene que reparar “lo que el mercado jamás va a reparar”.

Durante la charla con nuestro matutino, que duró más de una hora, el edil habló sobre “la situación difícil que atraviesan los tambos”, la cadena de comercialización que hace que el productor sea el menos beneficiado y cuestionó la designación por decreto de jueces de la Corte Suprema y el uso de decretos para reformar leyes.

“Noto falencias en dos cosas: en la economía y en lo institucional. Creo que es nuestra obligación marcar estas cosas pero no para generar un estrépito, sino para que se corrija.”

 

Esencial la unidad

En el marco del panorama planteado por De Falco, le preguntamos ¿qué papel va a jugar el peronismo?

“Creo que la unidad del peronismo es esencial, creo que Daniel Scioli perdió la Presidencia porque el peronismo no estaba unido.

En esta circunstancia, lo que yo reclamaría es la unidad del peronismo, creo que hay hacer una unidad sin discriminaciones, es muy importante en estos tiempos aceptar el pensamiento del otro. Que yo piense distinto no significa que no podamos hablar”, señaló.

Continuando por el camino del rol que tiene el justicialismo, el concejal precisó que “el peronismo es la esencia del pueblo, está enraizado en las necesidades, ha sido parido de las necesidades de un pueblo. Me parece que la democracia no se puede sostener tan fácilmente sin la participación del peronismo y lo digo con mucho cuidado.

Creo que el rol político es sumamente importante, el peronismo tiene una gran responsabilidad y tiene que generar un armado interno y unidad absolutamente necesaria, tanto en la Nación como en la provincia de Córdoba.

El peronismo se tiene que unir con sus matices, es un movimiento, eso es lo que hace tan poderoso. Hay jóvenes y hay viejos. Hay empresarios y sindicatos. Vos no podés cortar y decir de acá para allá son peronistas.”

-¿Pero quién conduce ese movimiento, qué liderazgo tiene hoy?

-“De todas las situaciones de crisis surgen liderazgos, el peronismo tiene una cantera de dirigentes pero hay banderas que son irrenunciables.”

De Falco apuntó que “hay que hablar con todo el mundo”, se mostró a favor de sentarse si el Gobierno convoca “pero no para la foto” y aclaró que “Macri le parece muy marketinero”.

Luego, le pedimos nombres de posibles conductores del PJ y prefirió no entrar en ese territorio.

“El peronismo tiene muchos hombres, hay que hablar con todos, hay quienes tienen más consensos y quienes tienen menos por lo que ha acontecido pero hay grandes dirigentes y hay que ponerse de acuerdo sobre las líneas fundamentales. No se va a dar ni hoy ni mañana pero necesitamos que sea cuanto antes.”

Entrando en el PJ provincial remarcó que “aspira a la unidad”. “Tenemos que trabajar para la unidad y sin exclusiones. Todos los peronistas tienen que estar unidos y creo que es viable… El PRO se hizo muy fuerte en Córdoba y el peronismo va a tener un examen muy complicado.”

 

El bloque

La situación del bloque de concejales que preside también estuvo en la charla. ¿Son conflictivos?, fue la pregunta.

“La constitución del bloque es muy importante, un bloque constituido por siete legisladores que todos hemos sido secretarios del Ejecutivo.

Es un bloque con una experiencia, una capacidad y con individualidades políticas muy importantes. Creo que se puede hacer un aporte cualitativamente muy importante al Gobierno local. Hay que reconocer que a veces podemos tener diversas opiniones pero es lógico y la misión del presidente es compatibilizar la acción conjunta.”

Finalmente, la charla giró sobre el intendente Martín Gill y su antecesor Eduardo Accastello.

De Falco, consideró que Accastello es un visionario, un estratega que tranformó la ciudad, detalló todas las obras que se hicieron, la creación de la Universidad Nacional (como un antes y un después para la ciudad), el Parque Industrial, el Aeropuerto.

Finalmente, sobre Gill precisó que es un recambio generacional y que tiene una mirada importante con respecto a la educación y el desarrollo humano.

“Son etapas”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email