Nueva denuncia contra tres exjefes policiales

René Zabala y otros integrantes del gremio policial, junto al abogado al salir de Tribunales de Villa María

Junto al abogado cordobés Oscar Obregón, 12 integrantes del gremio de policías estuvieron ayer en la Fiscalía de Tercer Turno, presentándose como querellantes en la denuncia que radicaron contra los jefes de la Departamental que estuvieron frente a la institución en 2014

René Zabala y otros integrantes del gremio policial, junto al abogado al salir de Tribunales de Villa María

El 28 de junio de 2014 la Unión de Policías y Penitenciarios de Argentina Córdoba (UPPAC) realizó una reunión en Villa María, en los altos del bar Margut, que terminó con la detención de todos los asistentes.

La mayoría recuperó la libertad en horas, pero algunos, como el caso del secretario general del gremio, René Zabala, pasó más de dos meses en la cárcel de Bouwer.

Los policías que estaban en actividad y participaron de esa reunión se quedaron sin trabajo y siguen su reclamo en la Justicia para volver a la fuerza.

Por otra parte, desde el gremio insisten con la denuncia contra los tres jefes policiales que estaban al frente de la Departamental en ese entonces, entendiendo que hicieron un “mal procedimiento”, según expresó Zabala, que culminó con la detención de todos los presentes en el encuentro de Margut.

En ese marco, ayer estuvieron en Villa María 12 integrantes del gremio acompañados por el abogado cordobés Oscar Obregón para presentarse como querellantes en la causa contra Luis Gervino (retirado), Mauricio Rantica y Claudio Quiroga.

“Es la segunda presentación que hicimos en Tribunales. La primera fue la denuncia por los malos procedimientos que realizó la Policía en su momento y que provocó esas detenciones indebidas, que a nuestro criteiro ameritan una imputación. Tras haber sido aceptada esa denuncia, nos hemos constituidos en querellantes particulares, figura establecida en el Código Procesal Penal que nos permite aportar pruebas y tener presencia activa en la investigación”, dijo Obregón a EL DIARIO.

“Es el fiscal el que debe tipificar el delito en el que se encuadra esa acción. Para nosotros, y esto es una opinión personal, puede ser abuso de autoridad, privación ilegítima de la libertad, todos delitos que en el caso de demostrarse la culpabilidad, prevén penas de prisión. Pero la definición es del fiscal”, explicó.

A la presentación la hicieron ayer en la Fiscalía de Tercer Turno, a cargo de René Bosio.

Al ser consultado sobre denuncias anteriores contra los mismos comisarios, Obregón dijo que “el fiscal (Gustavo) Atienza -ya jubilado- archivó causa contra los tres comisarios y en el orden administrativo no se inició ni un sumario. Somos nosotros los que estamos tratando de que se haga algo”, planteó.

A su turno, René Zabala valoró la posibilidad de “tomar participación directa en la causa y así poder arrimarle al magistrado todos los elementos probatorios. Queremos pedirle la detención de las tres autoridades de la Departamental que tomaron la decisión de ponernos presos sin causa”.

Esta acción “servirá no solo para limpiar la dignidad de nuestro sindicato, sino que tendrá como consecuencia directa la reincorporación de los compañeros injustamente separados de la institución policial. Esperamos que pronto, por decisión judicial, ellos estén volviendo a las filas de la Policía”, planteó Zabala.

Cabe señalar que esos efectivos policiales siguieron el camino del reclamo judicial ya separados del gremio.

En estos casos, si bien hubo avances en la tramitación de las causas en las que piden la reincorporación, todavía no hay una resolución definitiva de la Justicia.

Print Friendly, PDF & Email