Molino Fénix recibió la escritura para instalarse en el Parque y dejar el centro

Gornitz saluda a Gill, en el acto que se realizó durante la mañana en el Salón Oval del Palacio Municipal

Con dos plantas, una en barrio Centro de Villa María, la firma tiene cien empleados. En el Parque compró ocho hectáreas

Gornitz saluda a Gill, en el acto que se realizó durante la mañana en el Salón Oval del Palacio Municipal

No hay fecha estimativa sobre cuándo comenzará a funcionar el Molino Fénix en el Parque Industrial dejando así sus tradicionales instalaciones de barrio Centro, pero ya se construyeron 38 mil toneladas de acopio en el predio de las afueras de Villa María.

Ayer, en un acto presidido por el intendente Martín Gill en la Municipalidad, la empresa recibió su escritura.

“Tenemos construidas 38 mil toneladas de acopio y la idea es generar todo lo periférico para luego desarrollar toda la infraestructura para trasladarlo. Se trabaja en ese sentido”, explicó desde la empresa el contador Ariel Gornitz.

La firma que está por cumplir nada menos que 100 años compró originariamente tres hectáreas, luego una más y después otras cuatro, por lo que hoy cuenta con ocho hectáreas en el área industrial, todo esto según precisó Gornitz, quien apuntó que “se está haciendo la parte de ingeniería” con la idea de abandonar el enorme inmueble de la calle Alem.

El objetivo es lograr “una planta de casi 120 mil toneladas de acopio y el molino” en el Parque para concretar la mudanza. Precisó que “se está haciendo la parte de ingeniería” y recalcó que “hay que conseguir inversiones muy grandes para el traslado”.

Cuando se le preguntó cuál es la situación comercial del Molino, indicó que “está solvente y por eso estamos invirtiendo”. En ese marco, dijo que “se analizaron distintas alternativas”, pero la creación del Parque fue clave porque vieron que la ciudad “es el centro del país”, así como observaron “la posibilidad de abastecer el norte y también a BuenosAires a través de la autopista”.

De acuerdo a sus palabras, la firma cuenta actualmente con dos plantas de producción, una en Villa María y otra en Laborde, con cien empleados en total.

Respecto al futuro de las instalaciones céntricas, Gornitz expresó que “seguramente algún emprendimiento arquitectónico e inmobiliario se va a hacer, pero se verá en su momento”.

“Hoy no se puede pensar en eso” porque el traslado no tiene fecha concreta, apuntó y advirtió que el traspaso “se tiene que dar de manera organizada”.

Cuando se le planteó cuáles son las barreras del edificio de calle Alem, respondió: “Se trabaja mucho con la Municipalidad con el objetivo de lograr el menor problema con los vecinos”.

Print Friendly, PDF & Email