Nuevo equipamiento para Medicina

Los elementos fueron exhibidos a la prensa en la mañana de ayer, en la sede del Rectorado
Los elementos fueron exhibidos a la prensa en la mañana de ayer, en la sede del Rectorado
Los elementos fueron exhibidos a la prensa en la mañana de ayer, en la sede del Rectorado

En la mañana de ayer, autoridades universitarias mostraron a la prensa parte de los elementos didácticos adquiridos para la práctica de la carrera de Medicina.

A un costo de dos millones de pesos, la Universidad Nacional de Villa María se equipó con los citados equipos, que servirán no sólo a la carrera mencionada, sino también a las de Enfermería, Terapia Ocupacional, entre otras.

Se trata de simuladores para práctica de Anatomía y otras habilidades médicas que fueron entregados recientemente.

La presentación estuvo a cargo del rector Luis Negretti, la decana del Instituto de Ciencias Humanas, Gloria Vadori, y el director de Salud, Pedro Trecco.

Este último explicó que en la actualidad, debido a las estrictas reglamentaciones, “es difícil conseguir cadáveres para estudio, por lo que la tendencia mundial es la de producir simuladores de gran fidelidad”.

Si bien la carrera local utiliza una cierta cantidad de material cadavérico, éste es difícil de mantener, y además tiene la particularidad de que no conserva las estructuras tales como se observan en seres humanos vivos.

Los simuladores, por otra parte, tienen variantes de patologías frecuentes, algunas de las cuales son imposibles de palpar para un alumno en una persona, tales como las que se refieren a enfermedades genitales. Entre los materiales exhibidos ayer, se contaban una pelvis y un torso femeninos.

La nómina de elementos comprados por licitación es la siguiente: esqueleto humano tamaño natural con soporte, salida de raíces nerviosas y arterias vertebrales, cráneo desmontable, encéfalo clásico desmontable, súper torso bisexuado con espalda abierta, figura completa de doble sexo con músculos con órganos internos, articulación de cadera, articulación de hombro modelo funcional, articulación de rodilla, articulación de codo, corazón, oído con tamaño triplicado al natural, nariz con cavidades paranasales, ojo con tamaño cinco veces del natural, pulmón, riñones con órganos posteriores del abdomen superior, hígado con vesícula biliar, sistema urinario, modelo estructural de mano desmontable, simulador para examen mamario, simulador ginecológico avanzado, estómago, pierna con músculos y rodilla, maniquí adulto completo para reanimación cardiopulmonar (RCP), maniquí pediátrico para RCP, simulador de trabajo de parto con accionamiento mecánico manual, brazo de entrenamiento avanzado para punción venosa y colocación de inyecciones. Además se halla en trámite de compra una mesa virtual de disección en tres dimensiones.

La dotación de equipos está pensada para el trabajo en grupo de a diez alumnos, por lo que en algunos casos, se cuenta con varios ejemplares del recurso didáctico. La mayoría está concebido con gran similitud al cuerpo humano real y con la posibilidad del despiece de cada dispositivo.

La decana Vadori, dijo a su vez que en la sociedad se están produciendo lo que denominó “mutaciones culturales”, que implican cambios en la estructura del pensamiento del estudiante, que está habituado ya a interactuar con simuladores en su vida cotidiana.

 

Ingreso irrestricto

El rector Negretti fue consultado sobre la reforma a la Ley de Educación Superior, que impone el ingreso irrestricto a las universidades.

Al respecto, dijo que “la Ley no está en vigencia, y falta la reglamentación, por lo que hay que ser prudentes, y debemos esperar para tomar una posición definitiva”.

Sin embargo, admitió que la nueva disposición “nos tomó por sorpresa” y que “ideológicamente puedo llegar a suscribir la modalidad del ingreso irrestricto, pero surgirían problemas no sólo presupuestarios. En el caso de Medicina, por ejemplo, no alcanzarían las clínicas, hospitales y morgues locales para hacer las prácticas. En el caso de Música, se supone que el que se incorpora debe ingresar sabiendo leer pentagramas”.

No obstante, aclaró que “ante todo, la Universidad tiene que cumplir con la ley”.

También opinó la decana Vadori, quien consideró que “la inclusión educativa sin calidad es otra forma de exclusión”.

Print Friendly, PDF & Email