Nuevo reclamo a la Provincia por no entregar los útiles escolares

Vecinos buscaron visibilizar la falta de respuestas del Estado provincial y por eso fueron ayer a la mañana a la sede de calle Mendoza al 1100. La concentración se dio desde las 9.30

Es por la demora existente, a días del inicio de clases. Se juntaron madres y miembros de comedores comunitarios y otras organizaciones. Sin esta ayuda, se torna difícil volver a las aulas

Vecinos buscaron visibilizar la falta de respuestas del Estado provincial y por eso fueron ayer a la mañana a la sede de calle Mendoza al 1100. La concentración se dio desde las 9.30
Vecinos buscaron visibilizar la falta de respuestas del Estado provincial y por eso fueron ayer a la mañana a la sede de calle Mendoza al 1100. La concentración se dio desde las 9.30

La presencia ayer a la mañana de comedores comunitarios, organizaciones y vecinos en particular en el Centro Integral de Atención al Ciudadano -la sede del Gobierno de la Provincia en Villa María- reflejó la demora del Estado cordobés en brindar los útiles escolares que había prometido.

A horas del inicio de clases, la administración encabezada por Juan Schiaretti no dio respuesta a la demanda comunitaria de sets necesarios para el comienzo del ciclo lectivo.

“Volvimos para reclamar la entrega comprometida, para que se haga en tiempo y forma atento ya que la semana que viene estarían comenzando las clases. Sabemos que en Córdoba se ha recibido una parte. De lo que teníamos comprometido falta una parte importante y solicitamos que se haga a la brevedad”, señaló a los medios de comunicación Fabián Bizzarri, de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y voluntario del Comedor Caritas Felices de barrio La Calera.

Recordó que en la sede estatal de calle Mendoza al 1100 (donde se realizó la concentración en la víspera) no hay funcionarios a cargo, por lo que el pedido había sido tomado en enero (“amablemente”) por la persona que está al frente de la oficina, quien no es la que toma las decisiones. Ayer volvieron a estas instalaciones para visibilizar la demanda.

Consultado sobre la cantidad de sets de útiles que se necesitan, dijo que probablemente sean más que los que fueron pedidos. “Todos los años después de la marcha (que se realiza con este fin) tenemos reclamos de gente que dice que no se enteró. Nunca damos abasto para comunicar e invitar a más personas”, comentó y especificó que la lista conformada es de 300 niños y niñas. Son pequeños de Las Acacias, Nicolás Avellaneda, Las Playas, Felipe Botta, San Martín, La Calera, entre otros sectores.

Bizzarri expresó que la situación de precariedad económica “se extiende a gran parte de los barrios de la ciudad”.

Cuando se le preguntó cómo influirá la falta de útiles en el inicio de clases, el joven militante sostuvo que “evidentemente el costo de los mismos sumado al costo de vida para las familias en general, hace que si no tuvieran este tipo de ayudas seguramente peligraría el comienzo del ciclo lectivo para muchos chicos”.

“Nosotros queremos que el compromiso que existe se haga efectivo”, sintetizó.

En el lugar había muchas mamás que residen en diversos puntos de la localidad. Todas son atravesadas por carencias económicas por ausencia de trabajo estable y digno.

En la mayoría de los casos, los padres hacen changas o trabajan en la construcción recibiendo bajos sueldos y sin estabilidad. Hay muchos otros hogares que son llevados adelantes por mamás solteras, que cuidan de varios hijos en soledad.

Por eso es que se torna imperioso la ayuda estatal para que lleguen a las aulas con la mochila y los demás elementos esenciales.

Cabe contar que el martes pasado la Municipalidad entregó 3.650 kits de útiles escolares a niños, niñas y adolescentes de Nivel Primario y secundario que asisten a escuelas de gestión estatal. Si bien esto es de gran ayuda, también se necesita la de la Provincia para poder sobrellevar los meses de clases y porque hay familias muy numerosas.

Print Friendly, PDF & Email