Ordenaron paralizar una obra de EPEC

Daniel Talone, titular de Amper, la empresa que quedó en medio de un conflicto

EPEC inició a través de la empresa local Amper la ampliación de la estación transformadora que está sobre la ruta 158. Sin embargo, la Municipalidad ordenó detener los trabajos por falta de permisos

Daniel Talone, titular de Amper, la empresa que quedó en medio de un conflicto
Daniel Talone, titular de Amper, la empresa que quedó en medio de un conflicto

Después de años sin inversiones en Villa María, la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) resolvió realizar obras clave que permitirán cuadruplicar la potencia eléctrica en la ciudad.

Una de esas obras es la ampliación de la Estación Transformadora ET Norte, ubicada sobre la ruta nacional 158, en cercanías del híper Libertad, la que fue adjudicada a una empresa local, Amper.

“Después de que participamos de la licitación y que nos adjudicaron la obra, firmamos el acta de inicio y comenzamos los trabajos el 1 de julio de este año”, explicó Daniel Talone, titular de la firma.

Se encargaron estructuras a otras empresas locales, como CIMA, contrataron a una veintena de trabajadores y pusieron todo el aparato productivo en marcha hasta que, sorpresivamente, el 26 de julio, llegaron unos inspectores municipales y ordenaron detener la obra. Según consta en el acta, la Municipalidad dispuso el “cese de obra inmediato hasta tanto solicite permiso de ejecución de obra”.

“Dijeron que EPEC no tenía los permisos. Yo no se si alguien se equivocó, pero la verdad es que toda esta confusión genera un problema para nosotros que no tenemos nada que ver, porque no podemos cobrar los certificados de avance de obra, no tenemos tareas para los 20 empleados y no podemos retirar los encargos en las empresas proveedoras. Es decir, detienen todo causando un gran perjuicio”, dijo Talone.

Según pudo conocer EL DIARIO, el conflicto entre EPEC y la Municipalidad se funda en que para ampliar la estación transformadora, habían solicitado un terreno de 100×30 metros que pertenece al Estado. Las negociaciones se iniciaron durante la gestión de Eduardo Accastello, tal como consta en el pedido firmado por EPEC en la Municipalidad el 28 de mayo del año pasado.

Sin embargo, esas negociaciones nunca llegaron a buen puerto porque no se pusieron de acuerdo en las contraprestaciones que le pedían a la empresa de energía, sin embargo EPEC continuó su proyecto, el que finalmente la Municipalidad clausuró.

A tal punto llegó el conflicto que el martes último, acompañando al gobernador Juan Schiaretti, estuvo en Villa María el ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, a quien el intendente Martín Gill le pidió que mediara para llegar a una solución.

En ese estado de cosas está actualmente el conflicto.

 

“Perdemos todos”

En diálogo con este medio, Talone dijo que si no encuentran el camino de diálogo para resolver el problema, no sólo se perjudica su empresa, sino “todos los villamarienses”.

“Imagínese que hace años que EPEC no invierte en esta ciudad y ahora están haciendo obras por 400 millones de pesos, cifra que surge de sumar la ampliación de la estación transformadora, las líneas del centro y la reforma de la planta del barrio Las Playas. Todo eso interconectado, mejorará el servicio de electricidad en la ciudad”, dijo el empresario.

Destacó que la ET Norte fue construida pensando en una potencia para abastecer a pocos barrios de la ciudad “y ahora tienen el híper Libertad, la Universidad, la Clínica de Camioneros y el nuevo Hospital, más los barrios nuevos”, indicó.

Por el incremento de la demanda de energía eléctrica en ese sector de Villa María, EPEC proyectó la obra que permitirá pasar de 66 kv a 132 kv, incrementando la potencia de 25 megavatios a 100.

“Además, hicieron un centro de distribución que llega hasta el Hotel Casino, por lo que puede alimentar con la nueva potencia a todo el centro”, agregó. Si las autoridades encuentran el camino del diálogo, esa obra seguirá adelante. Caso contrario, los villamarienses viviremos otro verano complicado por la falta de un servicio básico como es la energía eléctrica.

 

Radiografía de una empresa

Daniel Talone, un pionero

Daniel Talone egresó con el título de Ingeniero Electromecánico que le otorgó la UTN Regional Villa María en 1976. Fue el primero y obtuvo una Medalla de Oro por su trayectoria académica.

Como estaba vinculado al campo (su padre fue productor agropecuario en la zona de La Laguna), con el título bajo el brazo decidió iniciar una empresa para llevar energía eléctrica a la zona rural.

Así nació Amper, una firma que tiene permanentemente entre 80 y 100 empleados y que construye obras en todo el país.

Print Friendly, PDF & Email