Pasaron cuatro testigos y mañana habrá alegatos y se dictará el fallo

Zabala escucha a su defensor, el abogado olivense Mauro Giovanini, ante la atenta mirada de un agente penitenciario

Se trata de la causa que se le sigue al villamariense Oscar Zabala, acusado de haber violado a una menor de su entorno familiar. El debate iba a concluir en la víspera, pero un imprevisto postergó por 48 horas la definición del proceso penal

Zabala escucha a su defensor, el abogado olivense Mauro Giovanini, ante la atenta mirada de un agente penitenciario
Zabala escucha a su defensor, el abogado olivense Mauro Giovanini, ante la atenta mirada de un agente penitenciario

Un testigo que llegó tarde tras sufrir un desperfecto en el vehículo que lo transportaba, desde Oliva hacia Villa María, obligó ayer al juez Félix Alejandro Martínez a postergar por 48 horas la definición del juicio que se le sigue a Oscar Sebastián Zabala (30), un trabajador gastronómico que está acusado de haber violado a una menor de su entorno familiar hace más de una década.

Ante esta situación, el magistrado dispuso un cuarto intermedio hasta mañana a las 9, oportunidad en la que escuchará los alegatos del fiscal Francisco Márquez y del abogado olivense Mauro Giovanini, y posteriormente dictará sentencia.

La demorada audiencia de la víspera concluyó pasadas las 16, luego que declararan los últimos cuatro testigos convocados por las partes.

Desde poco antes de las 11 y por espacio de unas cinco horas comparecieron la esposa y la madre de Zabala, un tío de la presunta víctima y una psicóloga que la asistió.

Como se trata de un hecho de instancia privada, en el que la denunciante es menor de edad, el debate oral se realiza a puertas cerradas en el recinto que la Cámara del Crimen local posee en el quinto piso de Tribunales.

Por esa razón, no se conocieron mayores detalles de lo que expusieron los testigos ni las partes durante esta tercera audiencia de debate.

Cabe señalar que Zabala se encuentra detenido desde septiembre de 2013, imputado como presunto autor de “abuso sexual con acceso carnal”, un grave delito que es reprimido con prisión de ocho a 20 años por el Código Penal de la Nación.

El hecho que se le atribuye fue denunciado en la ciudad de Oliva a mediados de 2012, pero según la instrucción judicial habría ocurrido en una fecha no precisada con exactitud, pero ubicada entre 2003 y 2005, cuando la presunta víctima tenía alrededor de 5 años, en circunstancias que se procuran dilucidar en este complejo proceso penal.

Print Friendly, PDF & Email