Penas de cinco años para jóvenes que asaltaron a otro con un palo

Kevin Amici (a la izquierda) y Daniel Zabala fueron condenados por el robo perpetrado el 21 de febrero pasado

Se trata de Daniel Zabala y Kevin Amici, quienes confesaron el hecho que tuvo como víctima a Matías Pedrazzani. En tanto, Jonathan Heredia zafó de una condena similar porque no se pudo probar su participación en el robo ocurrido en febrero

 

Kevin Amici (a la izquierda) y Daniel Zabala fueron condenados por el robo perpetrado el 21 de febrero pasado
Kevin Amici (a la izquierda) y Daniel Zabala fueron condenados por el robo perpetrado el 21 de febrero pasado

Dos jóvenes villanovenses fueron condenados ayer a cinco años de prisión efectiva, luego de que confesaran haber asaltado a otro muchacho, a quien le sustrajeron la billetera y dos teléfonos celulares tras golpearlo a la salida de un boliche bailable de la vecina ciudad.

Al cabo de un juicio de trámite abreviado, Daniel Franco Zabala (18) y Kevin Josué Amici (20) fueron declarados coautores de “robo calificado por uso de arma impropia”, ya que para consumar el asalto utilizaron un palo de escoba con el que agredieron a Matías Pedrazzani (19) y a un amigo que lo acompañaba de apellido Brizuela.

De izquierda a derecha, la asesora letrada, Heredia, el abogado Rusconi, Amici y Zabala
De izquierda a derecha, la asesora letrada, Heredia, el abogado Rusconi, Amici y Zabala

El tercer procesado en la causa, el también villanovense Jonathan Heredia (20), fue absuelto por el “beneficio de la duda” y recuperó la libertad luego de pasar poco más de ocho meses entre rejas.

El hecho juzgado en la Cámara del Crimen local se produjo alrededor de las 6.30 de la mañana del sábado 21 de febrero pasado, en las inmediaciones de calle Córdoba y avenida Carranza, en barrio La Floresta de Villa Nueva.

Allí, Pedrazzani y Brizuela, quienes acababan de salir de la confitería “York”, ubicada detrás del predio de AOITA, fueron interceptados por cuatro sujetos, quienes los atacaron con un palo de escoba que los impactó en la espalda del primero y el brazo del segundo.

Jonathan Heredia fue absuelto por el “beneficio de la duda” y pudo recuperar la libertad
Jonathan Heredia fue absuelto por el “beneficio de la duda” y pudo recuperar la libertad

Como el madero se rompió, Pedrazzani fue pateado en el suelo y despojado de sus pertenencias (una billetera con poco dinero y dos celulares), al tiempo que Brizuela salió corriendo hacia el boliche en busca de ayuda.

Dos de los asaltantes fueron tras sus pasos, pero como no pudieron darle alcance, regresaron al lugar donde se produjo el violento ataque.

La acción de Brizuela dio sus frutos rápidamente, ya que apenas llegó a “York” encontró a un efectivo policial que realizaba tareas preventivas. De inmediato se dio aviso por la red de comunicaciones a otros móviles y en apenas 10 minutos se logró dar con los delincuentes, quienes fueron ubicados en la esquina de San Luis y Henry Nestlé, detrás de la planta láctea, a unos 600 metros del lugar del hecho.

En el lugar fueron detenidos Zabala, Amici, Heredia y un menor, quienes fueron trasladados a la sede policial y puestos a disposición de la Justicia.

Sin embargo, tanto durante la instrucción de la causa como ayer en el juicio, Heredia negó haber intervenido en el robo. Afirmó que aquella mañana iba a trabajar (es albañil) y que se encontró con Zabala, Amici y el menor, por lo que también “cayó en la volteada”.

Cada vez que prestó declaración, aseguró desconocer que sus amigos habían cometido un robo e incluso sus compañeros de banquillo confirmaron la coartada. Tampoco fue reconocido por las víctimas y al ser apresado no tenía en su poder ningún elemento que lo incriminara.

Ante la duda planteada, el fiscal de Cámara, Francisco Márquez, pidió la absolución de Heredia y que se ordenara su inmediata libertad, tal como ocurrió al concluir la audiencia de debate. La asesora letrada Silvina Muñoz, quien defendió a Heredia, adhirió al planteo.

En tanto, el acusador público solicitó penas de cinco años de prisión para Amici y Zabala, como consecuencia de un acuerdo previo alcanzado con su defensor, el abogado Juan Antonio Rusconi.

El juicio fue presidido por el camarista Félix Martínez y contó con la participación de la secretaria Gabriela Sanz.

Print Friendly, PDF & Email