Polémica suspensión

El Torneo Provincial Sub-15 que habían organizado las ligas disidentes con la Federación Cordobesa de Fútbol, se suspendió a sólo tres días del inicio y dejó preocupación y malestar en quienes se prepararon para viajar a La Falda, el lugar donde se iba a realizar la competencia.

Hasta el miércoles, la Liga Villamariense de Fútbol difundió la lista de convocados, pero en la última práctica, cuando los pibes estaban por demás entusiasmados, bajo la conducción de Fernando Alba, se informó la suspensión.

El torneo siempre fue promocionado por el propio presidente de la LVF, Claudio Martínez, quien recién ayer mandó a informar a los medios sobre la suspensión, en un hecho algo desprolijo.

Vale recordar que las ligas que se fueron de la FCF argumentaron, en su momento, una alta erogación de dinero para los torneos provinciales y, en el caso de la LVF, el Consejo Directivo resaltó que ese dinero debía servir para la compra de equipamiento para la realización de estudios médicos, lo que a la fecha nunca se dio.

Al mismo tiempo, en la semana se conoció de un torneo internacional Sub-15, organizado por Talleres y la Liga Cordobesa, donde también participará Río Cuarto. En definitiva, dos de las ligas que se habían separado de la FCF, optaron por esa competencia y la Villamariense terminó quedando afuera de todo.

Los pibes de la Selección Sub-15 llevan un mes y medio preparándose, con viajes y gastos que tuvieron que cubrir los padres de los chicos y hasta un amistoso que se realizó el miércoles.

Ayer se supo que, a raíz de la violencia que se dio ante algunos árbitros en divisiones inferiores (entre lo que se registra la agresión a José Martínez y sus asistentes), se resolvió suspender y ahora no se sabe cuándo se disputará el Provincial. Quizás en febrero del año que viene.

 

Print Friendly, PDF & Email