Policía negó haber asaltado a un joven al ser indagado por el fiscal

El cabo primero Diego López en una foto de la red social Facebook

Robo en barrio Santa Ana – Fue asistido legalmente por el abogado Eduardo Rodríguez

Se trata de Diego López, quien luego se abstuvo de seguir declarando. La medida procesal se realizó poco después del mediodía y cuando concluyó, el funcionario policial fue nuevamente trasladado a la cárcel de Bouwer, donde continuará alojado

El cabo primero Diego Mario López (37) negó haber asaltado a un joven que acababa de cruzar el puente Isidro Fernández Núñez (puente Negro) y luego se abstuvo de seguir declarando, al ser indagado ayer por el fiscal René Bosio, que investiga el hecho ocurrido el primer fin de semana de agosto.

López fue traído desde la cárcel de Bouwer, donde se encuentra alojado hace una semana, y una vez concluida la media procesal, fue nuevamente trasladado al penal ubicado en cercanías de la localidad homónima, 14 kilómetros al sur de la capital provincial.

La indagatoria se llevó a cabo poco después del mediodía en la Fiscalía de Instrucción del Tercer Turno y de la misma participaron el abogado defensor Eduardo Rodríguez y el prosecretario Pedro Diana.

Cabe recordar que el funcionario policial está imputado como presunto autor de “robo calificado por uso de arma de fuego” en perjuicio de un muchacho de 24 años, de apellido Fabro, luego de cruzar el puente que une los barrios Santa Ana de Villa María y La Floresta de Villa Nueva.

El atraco se produjo en horas de la madrugada del pasado 5 de agosto, detrás del Monumento al Cristo Redentor, cuando el joven retornaba a su hogar luego de haber concurrido el boliche York, situado en la esquina de Córdoba y Roldán, en la vecina ciudad.

A punta de pistola, el delincuente que interceptó a su circunstancial víctima le sustrajo un teléfono Samsung J1 y luego se dio a la fuga.

En base a una prueba fílmica, aportada por una cámara de seguridad de la Municipalidad local, López quedó bajo sospecha y por orden del fiscal Bosio fue detenido el martes de la semana pasada en una vivienda de Mendoza al 2400, en barrio San Martín de esta ciudad.

Al allanar dicho inmueble, personal de la División Investigaciones de la Unidad Departamental encontró el teléfono de Fabrio y otros objetos de dudosa procedencia.

 

Traen a Benavides

Por otra parte, hoy traerán desde la cárcel de Bouwer al agente Matías Ezequiel Benavides (27), quien fue detenido el viernes pasado por su presunta participación en el asalto sufrido por el productor agropecuario Enzo Francisco Aguzzi (85) el sábado 28 de julio, en su casa de Villa Nueva.

Benavides, quien desempeñaba funciones en la Patrulla Preventiva, será llevado hasta la Fiscalía a cargo de Bosio para designar abogado defensor e inmediatamente después volverá a ser trasladado al penal cordobés a la espera de la indagatoria, que se cumplirá el lunes o martes próximos.

El uniformado está imputado como supuesto “partícipe necesario” de los delitos de “robo calificado por uso de arma de fuego” y “privación ilegítima de la libertad calificada”, los mismos que se le atribuyen al cabo primero Gonzalo Nicolás Gatti (32), arrestado en los primeros días de agosto, también por el asalto a Aguzzi.

Los otros implicados en esta causa son Jonathan Daniel Escalzo (28), alias “Ojudo”; Gustavo Adolfo Casabona (48), apodado “Gordo”, y Sergio Gabriel Martínez (26), también conocido como “Abuelo”.

Tanto el policía como los otros tres sospechosos fueron indagados el pasado jueves 16 y, de manera coincidente, todos negaron haber intervenido en el hecho y luego se abstuvieron de seguir declarando.

Gatti es defendido por el abogado local Daniel López, el ya mencionado Eduardo Rodríguez asiste legalmente a Martínez, mientras que los letrados Marcelo Martín Silvano y Adolfo José Martín (padre e hijo) representan a Escalzo y Casabona como codefensores.

En principio, el “Gordo” Casabona está sindicado como el presunto organizador o cabecilla de la banda, mientras que al “Ojudo” Escalzo y al “Abuelo” Martínez se les atribuye la supuesta coautoría material del robo a Aguzzi. En tanto, Gatti y Benavides están sospechados de haber liberado la zona para que los delincuentes perpetraran el asalto.

 

Print Friendly, PDF & Email