Desde Fabricaciones Militares dieron la cara (por televisión)

Habló el interventor Luis Riva

El interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva (foto), habló ayer a días de conocerse la noticia de los nuevos despedidos en las Fábricas de nuestra ciudad, Río Tercero y Fray Luis Beltrán.

Al ser consultado sobre la decisión de no renovar los contratos a los trabajadores de las tres Fábricas Militares, pero en particular la de nuestra ciudad, Riva aseguró que: “Básicamente, como todos saben, en el mes de diciembre se hizo un ajuste menor en todas las Fábricas y un ajuste bastante más grande, con el cierre de la planta de Azul (Fanazul). Con esa situación de ajuste, claramente no se llegaba a un equilibrio. Acá no estamos hablando que al equilibrio se llega con baja de gente, sino con mayores ventas, mayor producción y también a veces es necesario ajustar el personal. La verdad es que se hizo un esfuerzo para tratar de intensificar las ventas estos meses, pero no se lograron todos los resultados que se querían”.

Las declaraciones las realizó anoche en el programa Pensamiento Crítico, que se transmite por el canal Uniteve.

 

“Estamos ante una importante reconversión”

Además aseguró que un tema “que les preocupa mucho” es la forma de trabajar de Fabricaciones Militares: “Al no ser una empresa nunca tiene los materiales necesarios ni productos intermedios para poder vender de forma eficiente. Por eso estamos en una importante reconversión, que seguramente ahora va a ser criticada por alguna gente como los de ATE. Es muy importante que Fabricaciones Militares deje de ser una dependencia del Ministerio y pase a ser una empresa del Estado. Esa es la forma en la que puede producir de una forma más eficiente y vender más”.

“En este momento, a nosotros nos molesta tanto, como a mucha otra gente, que haya fuerzas policiales que compren chalecos y balas, por ejemplo, en el exterior. Eso pasa incluso en Córdoba. Hoy están preocupados por las plantas de la provincia, pero la Policía de Córdoba no compra equipamiento de Fabricaciones Militares”, destacó.

“Hay problemas de venta por la estructura de funcionamiento de Fabricaciones Militares, que no puede tener stock, que no puede hacer compras anticipadas. Por eso estamos haciendo una reestructuración importante. En el medio de todo esto, con la problemática económica, hubo que reducir algo de personal, efectivamente”, manifestó.

Riva expresó que tras estos despidos y “algunas jubilaciones” la planta de personal de Fabricaciones va a quedar en unas 1.200 personas: “Aún este número de 1.200 es alto para el trabajo disponible que hay. No pensamos hacer más reducciones en el corto plazo porque pensamos que hay que expandirse trabajando generando nuevos negocios y nueva actividad. La verdad es que ha sido escandaloso lo que se ha hecho en los últimos años. La empresa la recibimos con una dotación de gente que no es que hemos eliminado trabajo, hemos eliminado empleo, hemos eliminado sueldos. Ahora, buena parte de la gente que hemos sacado y alguna que todavía nos quedamos, no tiene trabajo, no hay actividad, hace meses que no trabaja. Hay un problema que se hizo una locura con una expansión de gente, poniendo gente en todas las plantas, sin acompañarla con el suficiente trabajo. Setenta de Villa María no llegan al equilibrio, pero tenemos que ir acercándonos y creo que el año próximo lo vamos a lograr. Ojalá no hubiera más bajas en el futuro, pero tenemos que conseguir más ventas. Espero que no tengamos que hacer nuevos ajustes y espero que logremos hacer los cambios en la estructura societaria de Fabricaciones Militares para poderle vender a todas las fuerzas de seguridad y a las policías provinciales y que éstas sean razonables y que entiendan que a igual o mejor precio, es mejor comprarles a Fabricaciones Militares que a Brasil”.

“Es absolutamente falso que este previsto un cierre de las Fábricas”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email