Por el avance de la obra de desagüe “muchos lugares ya no se inundan”

Graglia, durante una recorrida en un frente de obra. Dijo que desde que inició su gestión el avance “ha sido importante si lo comparamos con lo que fue en años anteriores”

Lo afirmó el intendente, Natalio Graglia, quien reconoció que “ha sido una obra dilatadísima”. Se proyectó en 2008, se comenzó a ejecutar en 2011, y alcanzará casi al 80% de la ciudad

Graglia, durante una recorrida en un frente de obra. Dijo que desde que inició su gestión el avance “ha sido importante si lo comparamos con lo que fue en años anteriores”

Hace desde 2008 que se comenzó a gestar lo que sería la solución al inconveniente que genera la lluvia en muchas arterias de la ciudad. Hace mucho más tiempo que los vecinos esperan que sus calles ya no se inunden y que el agua no quede acumulada durante días.

“Ha sido una obra dilatadísima”, reconoció el intendente Natalio Graglia. Actualmente, se están realizando trabajos sobre bulevar Argentino, La Reserva, parte de lo que es el loteo de Masterplan y Rincón de La Reserva, además de que en la Carranza se están haciendo algunas bocas de tormenta que habían quedado pendientes.

Más allá de que todavía no se concluyó, Graglia asegura que “lo bueno es que donde ya la hemos realizado, los vecinos te manifiestan lo notorio que ha sido el cambio”.

“En muchos lugares ya no se inunda. Había veces que cuando caían 10 gotas ya se veían por las redes sociales fotos del barrio, por ejemplo, Florida, con la calle Paviotti de bote a bote, y hoy por hoy llueve y a los 15 o 20 minutos ya no queda más agua”, explicó, por lo que subrayó que “eso marca claramente la importancia que tiene esta obra para los vecinos y la ciudad”.

“En 2008 empezamos con el proyecto. En 2009 se hizo la licitación y si no recuerdo mal en 2011 se arrancó con la obra por el barrio Prado Español y Centro Empleados de Comercio. A la fecha, sumando los meses de obra, es muchísimo tiempo, pero siempre nos manejamos de acuerdo a la llegada de los fondos, que envían de Nación”, recordó el intendente.

A su vez, si bien “hubo un momento en que se había avanzado bastante”, luego se debió realizar “una redeterminación de 13 millones de pesos, es decir, una suma importante”, lo que había hecho que se frene la obra.

“Por algunas gestiones que hicimos el año pasado logramos destrabar eso y estoy muy agradecido para con toda la gente de Recursos Hídricos porque se han portado muy bien con Villa Nueva durante el año pasado y éste”, enfatizó.

En ese sentido, hizo hincapié en que “el ritmo de obra que hemos tenido desde que inició la gestión ha sido importante si lo comparamos con lo que fue el resto de los años”.

“Esta obra estaba programada para alcanzar entre un 75% y un 80% de la ciudad, porque hay unos cambios que hemos hecho como para optimizarla mucho más. Hay, inclusive, un entubado que se va a hacer en el Talamuchita que no estaba previsto y que va a permitir realizar posteriormente la obra de cordón cuneta en el barrio”.

El municipio viene trabajando en dos o tres frentes al mismo tiempo desde hace meses. Graglia dio a conocer que “lo que queda no es mucho” y describió que “queda terminar el entubado del canal pegado a La Reserva, que es un reclamo de años de los vecinos y después una intervención sobre avenida Carranza, que son algunos sectores donde hay una zanja a cielo abierto que va todo tapado y va a permitir que no haya obstrucción por alguna basura que anda dando vuelta en la cuneta como botellas o bolsas”.

De todas formas, “si bien no es poco, si lo es en comparación con la magnitud total de la obra”.

 

Print Friendly, PDF & Email