Por seis pesos

Sigue vigente el plan nacional para que las personas que necesitan ayuda social, puedan contar con recursos para adquirir garrafas con gas.

El monto establecido por garrafa es de 94 pesos, los que son depositados en las cuentas bancarias de los beneficiarios del sistema.

Se trata de personas en situación de estrechez económica, lo que representa que, muchas veces, esos 94 pesos sean lo único que tienen depositado. Ahora bien, el problema es que el sistema bancario permite extraer dinero de los cajeros automáticos, pero desde 100 pesos en adelante, nunca menos.

Un lectora se comunicó a la Redacción para dar cuenta de las situaciones de sozobra que viven muchos vecinos que no pueden utilizar (con la urgencia de carácter alimentario) el único recurso económico con el que cuentan, por no poder extraer los 94 pesos del cajero automático. Son seis pesos que harían la diferencia entre el hambre y la posibilidad de alimentar a una familia por un día.

Print Friendly, PDF & Email