Por un bono de $2.000

Mario García, secretario general del Centro Empleados de Comercio

Los mercantiles piden al empresariado local que pague a cada trabajador un bono de fin de año, para reducir el impacto de los aumentos de precios en los bolsillos de los trabajadores

Mario García, secretario general del Centro Empleados de Comercio
Mario García, secretario general del Centro Empleados de Comercio

La paritaria nacional del gremio mercantil vence en marzo de 2016. Sin embargo, como en el caso de otros gremios, están avanzando en acciones que permitan reducir el impacto de los aumentos de precios en el bolsillo de los trabajadores. En algunos casos solicitan incremento salarial de emergencia y en otros, un bono de fin de año.

“Los mercantiles hemos decidido pedir públicamente al empresariado local un bono de 2.000 pesos”, dijo Mario García, secretario general del Centro de Empleados de Comercio (CEC).

“Es de público conocimiento que con los incrementos de precios recientes, los salarios perdieron el poder adquisitivo en un 40% promedio”, expresó.

“Los aumentos comenzaron antes de que asuma el nuevo presidente. Ya en la campaña, cuando se hablaba de un dólar que llegaría a 15 pesos, empezaron a subir los valores de los productos de la canasta”, indicó.

Agrega que si se traslada a dólares, un salario de comercio que antes de la devaluación estaba entre 1.000 a 1.200 unidades de la moneda estadounidense “hoy es de 650 dólares”.

“Queremos que los empresarios contemplen la situación y otorguen, solidariamente, como hicieron muchos comercios de Villa María el año pasado, un bono a sus trabajadores”, dijo García.

 

Horarios para Navidad y Año Nuevo

Por otra parte, informó que, según la legislación vigente, los comercios deben respetar el horario de cierre durante la previa a las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

El horario de cierre establecido para el 24 de diciembre es a las 19 y para el 31, a las 18. “Los comerciantes pueden extender los días anteriores, siempre abonando las horas suplementarias; pero el día de la fiesta, sería un buen gesto cumplir estrictamente con el horario de cierre para que todos los trabajadores puedan celebrar con sus familias”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email