Por una asamblea, la atención estará cortada desde las 11

Pablo Bertoglio, secretario general de la Asociación Bancaria

La medida de fuerza es en reclamo por falta de personal e incumplimiento de convenios de trabajo; amenazan con profundizar la lucha si no hay respuestas

Pablo Bertoglio, secretario general de la Asociación Bancaria
Pablo Bertoglio, secretario general de la Asociación Bancaria

En el Banco de Córdoba se llevará a cabo una asamblea hoy, desde las 11, por lo que la atención al público se cortará a esa hora, según informó el secretario general de la Asociación Bancaria Villa María, Pablo Bertoglio.

“Las asambleas son en todas las sucursales del Banco de Córdoba de las seccionales de Villa María, Marcos Juárez y la ciudad de Córdoba. Son únicamente en este banco, las demás entidades bancarias no están afectadas”, aclaró.

“Las asambleas son porque siguen sin resolver los problemas, que son muchos y son los mismos que venimos planteando hace ya mucho tiempo, como falta de personal y problemas de incumplimiento de la entidad”, explicó.

“Hace más de un año que no nos dan respuesta y por eso no nos dan mas opción que seguir adelante con las asambleas. Hace mucho que venimos reclamando, que estamos predispuestos al diálogo y que estamos sin respuestas, no hay forma de que se solucionen”, insistió.

“Puntualmente, los problemas son por falta de personal, que se pronuncia más en temporada estival porque la gente sale de licencia y quedan las sucursales con muy pocos empleados, lo que genera malestar en la gente y en los trabajadores y, a la vez, aumentos de carpetas psiquiátricas y psicológicas por la sobreexigencia de trabajo”, señaló Bertoglio.

“El otro problema es que el Banco de Córdoba no ha incorporado actas-acuerdo celebradas en los últimos años en los recibos, por lo que los empleados no saben si cobran bien o mal sus sueldos; tampoco cumple con el convenio colectivo de trabajo 18/75; hay falta de pago de horas extras para el personal jerarquizado, eludiendo lo que establece la ‘ley Recalde’ sancionada en 2010; hay falta de recategorizaciones y de reconocimiento del personal en general”, enumeró el secretario de la Bancaria.

“Otra negativa es tomar a los hijos de los empleados en planta permanente, pero hay nombramientos políticos, a pesar de estos nombramientos, aún es insuficiente la cantidad de gente porque hacen falta muchos empleados”, agregó.

“El Banco de Córdoba tiene el problema de macroencefalia, lo que significa que hay muchos empleados trabajando en casa matriz o en torres capitalinas, pero falta gente en las sucursales suburbanas de la misma ciudad de Córdoba y ni hablar del interior de la provincia”, indicó.

“Otro reclamo también es por la vergonzosa Ley 10.333, que es un robo, un despojo descarado que ha hecho el gobernador (Juan) Schiaretti y, encima, sancionada entre gallos y medianoche, cuando la gente no estaba”, remarcó Bertoglio.

 

Oídos sordos

“Ante nuestros reclamos, el Banco hace oídos sordos por más que estemos predispuestos al diálogo y si no hay respuestas del otro lado, naturalmente esto deriva en un conflicto gremial, como el que estamos atravesando”, señaló.

“Tuvimos encuentros con los directivos, dialogan con nosotros, pero no nos dan soluciones. Vemos que lo que hay, más que respuestas, son promesas de que se van a resolver las cosas, pero no resuleven nada y las promesas no resuelven problemas. Nosotros no necesitamos promesas, necesitamos soluciones reales para problemas reales”, remarcó.

 

Agudizar la lucha

“Nosotros siempre esperamos que las cosas salgan de la mejor manera posible, pero no hay solución. Entonces, mientras no haya una solución, vamos a seguir haciendo medidas de fuerza y obviamente se van a endurecer porque si no les bastan pocas horas de asamblea, haremos más. En caso de no haber solución, se va a agudizar la lucha de los trabajadores”, sostuvo el secretario de la Bancaria.

“Yo entiendo que, de continuar sin respuestas las asambleas, se va a profundizar y se van a realizar otra clase de medidas, pero lo vamos a evaluar con responsabilidad”, aseguró.

“Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que los objetivos que nosotros buscamos, que son los que los empleados necesitan que les cumplan, se hagan realidad. Evaluaremos sobre la marcha lo que pasa, estamos abiertos al diálogo”, reiteró Bertoglio.

Finalmente, afirmó que “los problemas son generales a las cinco seccionales que tiene el Banco, pero son estas tres las que han tomando medidas de fuerza, habría que preguntarle a San Francisco y Río Cuarto por qué no hacen asambleas”.

Ayer también se llevó a cabo una medida de fuerza similar, a partir del mediodía.

Print Friendly, PDF & Email