Preocupación por anuncios oficiales referidos a gremios y obras sociales

El dirigente gremial, Edgardo Garmendia, reflexionó acerca de lo expuesto por el presidente Macri

El titular de la CGT local, Edgardo Garmendia, luego de conocerse el plan de reformas impulsado por el Gobierno nacional, sostuvo que si las mismas implican que los trabajadores pierdan derechos o beneficios, sería un “gran error” y un profundo retroceso

El dirigente gremial, Edgardo Garmendia, reflexionó acerca de lo expuesto por el presidente Macri

Tras el anuncio del plan de «reformas institucionales, económicas y educativas» que serán enviadas por el presidente Mauricio Macri al Congreso para ser tratadas en sesiones extraordinarias, desde el sindicalismo local expresaron su preocupación al respecto.

Es que el mandatario nacional, durante la presentación desarrollada en la víspera ante gobernadores, autoridades parlamentarias, jueces, empresarios, sindicalistas, universidades y entidades religiosas, se definió como partidario de reducir el número de gremios y obras sociales.

«No puede ser que haya más de tres mil sindicatos en la Argentina y sólo 600 firmen paritarias anualmente», sostuvo el titular del Ejecutivo.

Las palabras de Macri, rápidamente repercutieron en el universo gremial y a nivel local fue el titular de la CGT Villa María, Edgardo Garmendia.

“Vamos a analizar lo dicho en cuanto a las reformas ya que no dicen cómo las van a hacer. De todos modos advertimos que siempre y cuando modernizarse no tenga que ver con quitarles derechos o beneficios a los trabajadores, hay que charlarlo”, sostuvo el también referente de la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (AOITA).

“Con respecto a la cantidad de gremios y en tanto la representación, creo que básicamente está en aquellos sindicatos que tengan la personería gremial. La ley establece que los trabajadores pueden formar gremios, pero adecuándose al marco legal existente”, amplió el también integrante del Concejo Deliberante de Villa Nueva.

“Están por verse un montón de cuestiones, en la reforma previsional, por ejemplo, que los aumentos salariales de los jubilados estarían ligados a la inflación, pero que pasa si el INDEC miente estas cifras”, consideró Garmendia.

“En años anteriores los acuerdos paritarios siempre estuvieron por arriba de la inflación, eso le daba al trabajador un poder de consumo que hacía girar la rueda”, dijo además.

“La aplicación de la reforma laboral donde el trabajador pierda sus derechos va a ser un grave error y creo que va a disminuir el consumo, teniendo en cuenta que ya perdimos un 10% de poder adquisitivo en el acuerdo salarial del año pasado”, subrayó el reporteado.

“Si bien vemos que la Economía se ha reactivado, aún no llega a aparejar el nivel económico de 2015, y ha mejorado pero con respecto al 2016, es decir en base a la recesión y con un claro aumento de la desocupación y la pobreza”, apuntó.

“Considero que no son muy buenas las perspectivas y menos los proyectos de reforma laboral vinculados a los trabajadores”, reflexionó.

“Lo anunciado por el presidente nos preocupa bastante ya que se trata de ajustar el salario de los trabajadores que ya es insuficiente”, puntualizó.

Al develar su reflexión en torno a la afirmación presidencial sobre la superpoblación de obras sociales (Macri afirmó que en el país hay 280 obras sociales de las cuales 240 representan el 30% de los trabajadores, y 40 al 70%), Garmendia consideró que claramente debería ser el Estado quien garantice la salud para toda la población.

“Hoy en día tenemos muchas prestaciones en los sindicatos, algunas de ellas de gran nivel profesional. Si dicen que hay muchas y se intenta ajustarlas, estamos hablando de que la clase obrera perderá un beneficio importante”, acotó.

“Si lo hacen es un retroceso, teniendo en cuenta los años y las luchas por las conquistas de estos beneficios”, redondeó.

 

Diferentes

Es importante mencionar que entre los asistentes al encuentro donde el presidente planteó la batería de reformas, se encontraban presentes los secretarios generales de la CGT, Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer.

Por su parte y dejando en claro su posición y la del espacio sindical que representa a nivel local, el consultado enfatizó que “siempre han sido críticos con la CGT nacional y las medidas del Gobierno”.

“Desde hace mucho tiempo venimos solicitando una medida de fuerza. En el último plenario que se realizó en Bell Ville, pedimos que se convoque a un plenario nacional de regionales del interior del país. Estamos todavía a la espera de alguna respuesta”, apuntó el entrevistado por este medio.

“Vamos a seguir con la misma postura porque vemos que realmente esto va en detrimento de los trabajadores. No estamos para nada de acuerdo con el ajuste, los tarifazos y las reformas”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email