Presentan proyecto de transporte urbano en concurso internacional

El arquitecto Carlos Azocar brindó ayer detalles del proyecto presentado a los medios de prensa

La iniciativa que incluye bicisendas, un tranvía y caminos seguros para escolares y personas con discapacidad, se entregará al Banco de Desarrollo de América Latina donde será evaluado. De triunfar, la entidad financiaría con 50 millones de pesos al plan villamariense

El arquitecto Carlos Azocar brindó ayer detalles del proyecto presentado a los medios de prensa
El arquitecto Carlos Azocar brindó ayer detalles del proyecto presentado a los medios de prensa

El próximo martes, la Municipalidad de Villa María presentará un proyecto de desarrollo urbano con inclusión social en el concurso de ideas que organiza la Corporación Andina de Fomento (CAF) y que premia a los ganadores con el financiamiento de la iniciativa.

La idea que desarrolló un equipo de profesionales contratados por la comuna y liderados por el arquitecto Carlos Azocar, es dotar a la ciudad de un nuevo sistema de movilidad integrado por distintas posibilidades para los ciudadanos.

“Hicimos un análisis de cómo se mueve la gente en Villa María y en mayor parte lo hacen en automóviles privados, por ello vamos a apostar hacia un transporte público nuevo”, explicó Azocar en la presentación del proyecto que se efectúo ayer en el Palacio Municipal.

“En principio estudiamos y propusimos diferentes sistemas. Actualmente, tenemos un sistema de movilidad peatonal, de transporte no motorizado y transporte masivo de pasajeros, en base a lo que ya está pensamos en una ciudad donde los tres sistemas funcionen a la vez, se fusionen e incluyan”, manifestó el profesional que estuvo acompañado por integrantes del equipo que elaboró el proyecto, referentes de la Emtupse y autoridades municipales encabezadas por el intendente Eduardo Accastello.

“Las ventajas que tendría que tener un sistema público e integral de transporte redunda en ventajas que superarían los problemas de congestión, contaminación y accidentología”

Como fundamento del proyecto, Azocar se basó en resultados estadísticos que develan que el 64% de la población no utiliza el transporte público. “Por esos tenemos una ciudad llena de autos y muchos accidentes”, consideró.

Como información relevante también se apuntó que el 15% de los villamarienses usan los colectivos urbanos para movilizarse, mientras que sólo un 3% lo hace con una frecuencia diaria.

Otro de los aspectos que motivaron la realización de la iniciativa fue la alta densidad de tráfico que se registra en la zona céntrica de la ciudad con autos y vehículos particulares (50% de los movimientos diarios según el relevamiento).

“Lo que indican estos estudios es que Villa María es una ciudad que va hacia el centro, con poco recorrido en la periferia”, evalúo el licenciado Marcos Antón, también miembro del grupo de proyectistas.

 

Cuatro ejes y un sistema

Reconocida la problemática, el plan propone cuatro nuevos sistemas de movilidad que superpuestos terminan por conformar la nueva posibilidad de movilidad para los pobladores de la ciudad.

En la descripción, Azocar puntualizó la existencia de cuatro ejes fundamentales: Accesibilidad Universal, Ciclorrutas, Buses urbanos e interurbanos y Tranvía.

En cuanto a la Accesibilidad Universal, Azocar indicó que se realizarán señaléticas en los caminos escolares para que los niños puedan realizar el trayecto por sus propios medios, colocando diferentes alertas en comercios para el posible resguardo del menor.

En una segunda etapa se generarán caminos que unan los edificios públicos de la ciudad con rampas para personas con discapacidad motriz y señales para personas con discapacidad visual.

En la Ciclorruta se realizarán sistemas alternativos para el transporte en bicicleta con espacios para el mantenimiento de las mismas y estacionamientos para bicicletas públicas y privadas.

Por último el Tranvía o Ecotren correrá por el actual ramal ferroviario uniendo el sector norte-sur de la ciudad para luego ampliarlo a diversos sectores de la ciudad, mientras que el Bus Urbano tendrá rampas y accesibilidad en los coches y diferentes sectores de paradas accesibles.

“En principio lo que queremos es que la gente utilice el transporte público y con esto se solucionarían muchos problemas que existen hoy. La intención es liberar el espacio público para la convivencia humana”, reflexionó el arquitecto.

“Esto no es proyecto de infraestructura sino un proyecto social”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email