Primer cachetazo

Las emociones del clásico

Giraudo abrió la cuenta y Torelli la aumentó. Colón le ganaba 2-0 a Rivadavia que llegó al descuento a través de Gayoso y se llevó el partido de ida en su cancha: 2-1. El “Verde” mereció la igualdad pero se fue hundiendo en la desazón y la imposibilidad de convertir el segundo. Un paso importante pensando en la final del campeonato

Las emociones del clásico

Escribe Beto Arce

Colón se llevó el primer partido de semifinales ante su eterno rival. Se impuso 2-1 en su cancha y espera el próximo fin de semana con una diferencia que si bien es mínima, es importante para defender en 90 minutos que aún le restan a esta llave.

Los festejos de Colón en los goles de Giraudo

El duelo de Cabral es siempre una invitación a un partido especial, donde generalmente quedan cara a cara viejas historias, algunos rencores, gastadas, diferencias y expresiones que desde atrás del alambrado toman mayor dimensión y un toque diferente. Un pueblo dividido no solo por colores, o quizás si… Sucede que los colores, las banderas, los escudos, más allá de los nombres, representan una condición social y colectiva de la comunidad. La historia de siempre: los gringos de Rivadavia contra los negros de Colón, una vez más… alimentado la historia de grieta, que no solo pasa por el fútbol, porque dicho sea de paso este clásico pareció un amistoso respecto a otros duelos cargados de expulsiones y malas intenciones.

Rivadavia técnicamente mostró superioridad sobre el elenco de Conti, y con el partido 0-0 dispuso de varias situaciones para abrir el marcador y establecer diferencias anímicas casi decisivas. Durante los primeros minutos Colón no hizo pie y el Verde no supo capitalizar ese momento inmejorable. Buscó, jugó cerca del área, fue profundo con un Gayoso incisivo y a los 7m avisó con un tremendo zurdazo de Bustamante que estremeció a todos cuando la pelota impactó violentamente en el poste.

El descuento de penal de Gayoso

Colón, lejos de Berardo, tuvo su premio en una réplica más que efectiva. Dentro del área Cachete Giraudo se hizo tiempo y espacio para tocar al gol con un pase al palo. Recibió muy solo y definió de manera magistral forzando al arquero a jugarse por una punta y cuando este cayó vencido saboreó el gol: 1-0.

¿Quién puede hablar de merecimientos si no aprovecha las situaciones que tuvo? Falta de precisión, decisión y convicción, quizás puedan ser respuestas para justificar la pólvora mojada que evidenció Rivadavia, más allá de que siempre jugó representando un peligro para Colón.

Pedernera descolgó un remate al ángulo de Gayoso a los 14m; también respondió ante un fuerte tiro libre de Martínez y en otra réplica, “cachetazo”. Torelli le ganó la espalda a Nicolás Pedernera que durmió en el cierre y de zurda remató al primer palo para anotar un golazo: 2-0.

Increíble, pero real. El partido y el resultado eran más que exagerados y generosos. Ni Colón estaba haciendo méritos para ganar así, ni Rivadavia para perder en esas condiciones. ¿Pero quién puede hablar de merecimientos cuando estás 100% fino en la definición? Se vistió de héroe Pedernera nuevamente al tapar una doble acción de manera impecable: primero ante un remate desde fuera del área de Gayoso y luego a Zalazar en el rebote cuando ambas parecían gol a los 36m.

En el entretiempo Santoni (DT) se fue expulsado por prenderse en el juego de la provocación de la parcialidad local y posiblemente también haya sido un factor determinante para el partido. En el inicio del complemento, Bustamante sacudió otro fierrazo de zurda que Pedernera desvió contra el poste en un gran esfuerzo. De ese córner llegó el balón peligrosamente al área y Luppo impactó con la mano una acción que el juez sancionó con penal. Quedaron dudas sobre la intencionalidad del defensor que fue amonestado, aunque poco le importó a Gayoso que con un fuerte y cruzado remate estableció el descuento.

Rivadavia pudo empatar luego de una buena triangulación entre Zalazar, Bustamante y Gayoso con remate final del ex -Alumni que salió cerca del ángulo izquierdo.

Festejó Colón una victoria con sabor a mucho, por lo mucho que le costó. Fastidioso y verde se fue Rivadavia de un partido en el que logró poco por lo poco efectivo que se exhibió.

Resta mucho por jugar, pero en cancha de Colón ya quedó sentenciado el primer “cachetazo”…

 

La figura Federico Pedernera

Tuvo una actuación determinante para sostener la victoria de su equipo. Respondió acertadamente en los momentos más críticos y cumplió con atajadas del mismo valor que los tantos a favor del “Rojinegro”. Navarro tuvo un gran despliegue en el medio mientras que Gayoso para Rivadavia resultó imprescindible para generar peligro.

 

El árbitro Fernando Rekers

Buen desempeño del juez en un partido que pintaba complicado desde la antesala. Con autoridad y personalidad llevó adelante un desarrollo que nunca le presentó inconvenientes. Quedaron dudas en el penal respecto con la intencionalidad de jugar con la mano por parte de Luppo. El resto lo sacó “caminando”.

Print Friendly, PDF & Email