Programan nuevo sorteo de lotes del Banco Municipal de Tierras

El intendente envió el proyecto al Legislativo municipal

BELL VILLE – Proyecto al Consejo Deliberante

Saldrían a la venta 210 lotes que serán afectados a proyectos y convenios, a valores presuntamente menores a los de mercado, con facilidades de pago: una entrega de 30 mil pesos y 80 cuotas mensuales

El Departamento Ejecutivo Municipal remitió ayer para la consideración del Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza que, de ser aprobado, permitirá la venta de 210 lotes del predio adquirido por la actual administración.

Se trata de las parcelas ubicadas en calle Constitución y bulevar Ombú.

Precisa el proyecto que del total mencionado, 20 lotes se destinarán al Programa Cooperativo Municipal de Viviendas, conocido como Procoomuvi, otros 20 para el convenio a suscribirse próximamente con el Sindicato Unión de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) y los 170 restantes se derivarán al Programa Municipal de Acceso a la Tierra.

Los terrenos podrán adquirirse a precios accesibles, según apuntaron, inferiores a los de mercado inmobiliario, en la suma de 210 mil pesos, a abonarse mediante una entrega estimada de 30 mil pesos y el saldo hasta en 80 cuotas mensuales y consecutivas, ajustables por el coeficiente de variación salarial.

Anticiparon además que la adjudicación de los terrenos se llevará a cabo por sorteo ante escribano público, tal cual lo hecho el año pasado.

De contar con la aprobación del Concejo Deliberante, oportunamente la Dirección de Vivienda anunciará la inscripción de interesados y la fecha del sorteo correspondiente, adelantaron los funcionarios en un comunicado oficial.

 

Comunicado oficial

A 66 años de la mayor tragedia bellvillense

La Municipalidad adhiere al dolor que aún perdura en los bellvillenses al registrarse 66 años atrás la trágica jornada del 10 de mayo de 1952, cuando al desplomarse una viga y pared en el Club Argentino se llevó la vida de 37 vecinos y provocó heridas en muchas personas más.

Una lluviosa noche de otoño, aprovechando la gran concentración popular por una importante velada pugilística, más una improvisada lona tendida sobre lugares inadecuados hicieron un verdadero cóctel de la muerte.

Peritajes de la época determinaron que la viga de cemento que atravesaba la pared y que servía de sostén del toldo desplegado para evitar la lluvia fue la causante de la terrible tragedia.

Pese a su resistencia, la viga no pudo sostener el peso producido por la gran cantidad de agua almacenada sobre el toldo, producto de la fuerte tormenta desatada. La lona tendida para la ocasión no contaba con los suficientes desagües, haciendo cada vez más pesada su carga con el correr de los minutos, producto del agua que caía sin cesar.

En medio de la velada boxística, la viga cayó aplastando a más de 40 personas y al arrastrar a la pared (de siete metros de altura y 30 centímetros de espesor) ésta también se depositó con furia sobre un número no precisado de espectadores. La gente, deseosa de escapar del infierno en busca de un lugar seguro, ante la oscuridad reinante y gritos de dolor, agravó la situación al pisotear sin querer algunos de los cuerpos caídos.

Print Friendly, PDF & Email