“Que investiguen los últimos cinco años”

Arnaldo Molina, adjunto de ATE; junto a Fernando Mercado, el secretario general, y Luis Alberto Córdoba, el progremial, dieron a conocer su posición frente a los hechos revelados por EL DIARIO

La conducción de ATE Villa María pidió que la Auditoría que investigará el cobro indebido de horas no realizadas analice los últimos cinco años: “Van a aparecer sorpresas”, puntualizaron

Arnaldo Molina, adjunto de ATE; junto a Fernando Mercado, el secretario general, y Luis Alberto Córdoba, el progremial, dieron a conocer su posición frente a los hechos revelados por EL DIARIO
Arnaldo Molina, adjunto de ATE; junto a Fernando Mercado, el secretario general, y Luis Alberto Córdoba, el progremial, dieron a conocer su posición frente a los hechos revelados por EL DIARIO

Arnaldo Molina, trabajador del Pasteur y secretario adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Villa María, realizó ayer una conferencia de prensa junto a dirigentes del gremio.

“Queremos dejar en claro que nosotros defendemos a los trabajadores, pero no vamos a tolerar estos bolsones de corrupción”, dijo.

Cabe recordar que EL DIARIO publicó ayer que el Ministerio de Salud, con su área de Legales, va a iniciar una investigación pedida por el propio director del Pasteur para determinar si hubo defraudación al Estado a través del cobro indebido de guardias pasivas no realizadas.

“Hay gente muy molesta porque ve que otro compañero, trabajando lo mismo, cobra más”, dijo Molina.

“Estamos satisfechos con que se investigue y pedimos que la Auditoría que envíen desde el Ministerio analice desde hoy y para atrás en el tiempo los últimos cinco años. Van a encontrar muchas sorpresas”, anticipó.

“Vamos a defender a aquellos que estén cobrando las guardias porque corresponde, como los trabajadores de áreas que no tienen jefatura y perciben ese adicional en compensación por estar a cargo de su servicio. O sea, los que cobran pasiva porque corresponde, deben estar tranquilos”, planteó.

Dijo que de la documentación inicial surge claramente que al menos “en dos casos, el cobro no fue pedido por el jefe de servicio y eso es responsabilidad del área de Personal, porque el jefe de esa sección tiene que solicitar por escrito la autorización para cargar esos adicionales”. Cabe recordar que el jefe de Personal es Leandro Parnisari, delegado del SEP, quien ayer atribuyó esta situación a internas propias de su sindicato y de los otros gremios. Molina desmintió la intencionalidad y se remitió a los hechos.

Finalmente y sin querer dar nombres, cuestionó las “intimidaciones” que están sufriendo algunos trabajadores “sospechados” de haber ofrecido información para que se investigue.

 

Cronología de la defraudación – Los recibos que delataron la maniobra

Tal como informamos ayer, el hecho se descubrió cuando una profesional dejó olvidado su recibo de haberes en una mesa de trabajo, lo que permitió a sus compañeros advertir que cobraba por tareas no realizadas.

La trabajadora era una kinesióloga y por eso el supervisor del servicio, Gabriel Alejandro Talei, informó al director del Pasteur el 7 de septiembre de este año que la trabajadora “Paola Ruiz, quien se desempeña en el área a mi cargo, desde hace un tiempo a esta parte, sin poder precisar desde cuándo, viene percibiendo adicionales por guardias pasivas, tanto por días hábiles e inhábiles, cuando en verdad y conforme convenio esas guardias no son remuneradas y ningún otro profesional de este servicio las percibe”.

Agrega que como supervisor “nunca autoricé ni extendí constancia alguna por la realización de estas guardias que habilitara el cobro de las mismas”, pidiendo que cese el pago de ese adicional.

Lo mismo informó la titular del servicio de Bioquímica, Marina Carmona, en referencia a los adicionales que percibe Mónica Bellotti.

A partir de allí, Luis Seggiaro, director del Pasteur, pidió informes al jefe de Personal, Leandro Parnisari, quien extendió la lista de los más de 40 profesionales que cobran guardias pasivas.

Esa lista, las notas de los supervisores y los recibos de sueldo cuestionados están ya en manos de Alejandro Gauto, del área de Fiscalización del Ministerio, quien iniciará la investigación.

Print Friendly, PDF & Email