Que pase el que sigue

Finalmente se confirmó la partida de Mauricio Magistretti y el Fortinero saldrá a buscar nuevo entrenador en las próximas horas. Todavía no hay nombres en danza

Tal como adelantó este matutino en su edición de ayer, Mauricio Magistretti finalmente dejó de ser el entrenador de Alumni, después de no poder solucionar su situación personal en el trabajo.

La partida del entrenador mendocino fue confirmada en la víspera por el vicepresidente del club, Sergio Hidalgo, quien durante los próximos días analizará los pasos a seguir con el resto de la Comisión Directiva.

Alumni debutaría en el próximo Federal B a mediados de junio, por lo que tiene tiempo para armar su estructura, aunque no le sobre nada. Es por ello que la dirigencia deberá resolver quién será el hombre que se encargue de dirigir en la categoría, tras la sorpresiva partida de Magistretti.

En la víspera no surgieron nombres de futuros remplazantes, aunque la idea de la dirigencia siempre fue tener a un técnico joven, bien preparado y con ganas de acompañar el progreso de los jugadores locales para potenciar en la cuarta categoría del fútbol argentino.

De todas maneras, Alumni no parece tener un plantel apto para jugar hoy ese campeonato, por lo que tendrá que salir en búsqueda de refuerzos y, en ese sentido, la dirigencia tendrá que analizarlo con el técnico que venga.

Hasta el momento, el club sumó al defensor Matías Francucci (ex-Argentino Peñarol) y el arquero Ayrton Cena (viene de Belgrano), pero eso no parece cubrir a un plantel con ansias de algo importante, aunque sea mantenerse en la próxima temporada del certamen nacional.

Por lo pronto, el encargado de dirigir en la Liga Villamariense de fútbol es Germán Vicario, quien iba a oficiar de ayudante de Magistretti, pero ahora tendrá vuelo propio. De hecho, no se descarta que pueda encargarse de todo si finalmente la dirigencia no consigue traer a un técnico con el perfil deseado.

Magistretti reunía las condiciones pretendidas, pero su problema laboral en lo particular le impidió seguir en el club.

El mendocino trabaja en la Dirección Nacional de Migraciones, en la provincia cuyana, y había solicitado el traslado a Córdoba; sin embargo, ese trámite pareció complicarse y así se lo hizo saber a la dirigencia, que ayer confirmó su partida.

Magistretti ya había tenido una salida sorpresiva en su anterior paso por el club, aunque por entonces dirigió en el certamen varios partidos.

Esta vez, luego de asumir el 20 de febrero, ni siquiera alcanzó a llegar al debut del equipo en el torneo nacional. Su deber particular lo obligó a seguir en Mendoza, mientras Alumni quedó en veremos.

Print Friendly, PDF & Email