“Queremos una oportunidad para trabajar por el barrio”, dijo Ramos

Franco Ramos, a la izquierda, junto a Gonzalo Prudencio, que lo acompaña como vocal en la Lista 8 Blanco

El candidato de la Lista 8 Blanco aseguró que es el único que no tiene apoyo de partidos políticos y prometió “poner al barrio en el lugar que debe estar”

Franco Ramos, a la izquierda, junto a Gonzalo Prudencio, que lo acompaña como vocal en la Lista 8 Blanco
Franco Ramos, a la izquierda, junto a Gonzalo Prudencio, que lo acompaña como vocal en la Lista 8 Blanco

“Lo que queremos es que la gente nos dé una oportunidad para trabajar por el barrio. Somos un grupo de jóvenes que realmente deseamos trabajar, queremos hacerle saber a la gente que los jóvenes podemos”, dijo ante EL DIARIO, Franco Ramos, el candidato de la Lista 8 Blanco, que disputará junto a otras dos nóminas la conducción del centro vecinal del barrio San Martín el próximo 29 de mayo.

“Esta es la primera vez que me postulo, aunque cuando Angel Alvarez fue presidente del barrio, junto con otros chicos estuve en la comisión de jóvenes, y desde entonces me quedó la idea de poder llegar a la conducción del centro vecinal. Quiero ser presidente porque sé bien lo que quiero y deseo ayudar a los chicos que hoy están en una esquina y a los que todos apuntan, quiero darles una iniciativa”, afirmó.

“Creo que se puede salir adelante y que no se vea al barrio San Martín sólo por las cosas malas, sino que alguna vez lo señalen por las cosas buenas. Al barrio le están haciendo falta muchas cosas, el centro vecinal está muy descuidado, está en pésimas condiciones, al igual que las plazas, nos hace falta un dispensario, armar cooperativas de trabajo con los jóvenes del barrio para que se pongan a trabajar, ayudar al centro de jubilados al que le construiríamos una sede en el mismo centro vecinal”, enumeró.

“También hace falta iluminación, porque está oscuro y de noche da miedo entrar, terminar el cordón cuneta que la gente ya pagó, queremos reabrir la copa de leche para los chicos que estaba en el centro vecinal y que hace mucho que se cerró, talleres de costura para la gente mayor, que el vecino se sume”, agregó.

 

Sin fuerzas políticas

“Para dar a conocer mi propuesta estoy golpeando puerta por puerta y se la cuento a la gente, me están escuchando y me tengo fe. En un momento pensé que no iba a poder con esto porque hay fuerzas políticas por detrás de las otras listas, pero la gente me dio a entender que vamos a poder”, señaló.

“He recibido críticas sobre mi lista, pero quienes me acompañan es gente de bien, me apoyan porque no hay una fuerza política detrás. Las otras dos listas sí las tienen, a Suárez lo apoya el PRO y Cristian Rodríguez está apoyado por Nora Bedano y Marta Giusti”, aseguró.

“Esas dos listas apoyadas por fuerzas políticas hicieron banderas, carteles, panfletos que se pueden ver en la calle, nosotros hemos hecho boletas con nuestro propio dinero”, indicó Ramos.

“Rodríguez es un empleado de la Municipalidad y legalmente no podría ser presidente del barrio, él es la continuidad de la conducción vecinal que está actualmente. Yo me entrenaba en la escuela de boxeo que depende del centro vecinal cuando Nora Bedano fue y nos prometió guantes y una cuota alimentaria, entre otras cosas, para los chicos, y nunca llegó nada. Para esa escuela no hay ayuda y sólo dos personas asisten, yo tengo intenciones de que funcione con profesionales que entrenen a chicos y que aporten apoyo psicológico”, remarcó.

“Rodríguez hizo firmar a unos chicos del barrio para conformar una cooperativa de trabajo, él recibió lo necesario para armarla pero nunca se lo entregó a los chicos, que todavía están esperando. Yo pretendo rescatar a los jóvenes y ayudarlos realmente a través de las cooperativas de trabajo”, reiteró el candidato de la Lista 8.

“Están invitando a votar a gente que no vive en el barrio, pero que conserva en su documento un domicilio anterior que está dentro de los límites del sector”, aseveró Ramos, quien también se quejó de la falta de padrón y del mapa del barrio para recorrerlo con exactitud.

“Queremos una oportunidad y la pido porque no tenemos una fuerza política detrás que nos esté apoyando”, insistió.

“Si tenemos la suerte de ganar, mis propuestas se analizarán junto al vecino. Vamos a hacer lo que dice nuestro barrio, no lo que queramos. Vamos a escuchar todas las propuestas para poner al barrio en el lugar que debe estar y no en el lugar malo por el que siempre se lo señala”, prometió para finalizar.

Print Friendly, PDF & Email