Quieren enviar operarios de la Fábrica Militar a desmantelar la planta de Azul

El secretario gremial de ATE Villa María, Jorge Heredia

ATE – Denuncian “aprietes” y veladas amenazas de despido de trabajadores si no cumplen con la orden

El secretario gremial de la Asociación de Trabajadores derl Estado de Villa María, Jorge Heredia, denunció ayer en conferencia de prensa que “están apretando y amenazando con despidos a compañeros de la Fábrica Militar de Pólvoras de Villa María si no van a desmantelar la Fábrica de Azul. Poniendo así al trabajador entre la espada y la pared, enfrentrándolo de manera perversa, con los trabajadores de Azul, que son compañeros”, afirmó el dirigente.

“Responsabilizamos por esto directamente al interventor, el ingeniero Luis Riva, a quien le enviamos hoy una carta documento. Hace un año que está y lo único que hizo fue despedir trabajadores”, agregó Heredia.

“No solo nos oponemos a que envíen operarios de Villa María a desguazar la Fábrica de azul porque pueden exponerse a una respuesta violenta de los  compañeros que hace seis meses que están allá sin trabajo, en la calle, viviendo en automóvile y en algunos casos habiendo pedido la familia; sino que nos oponemos de plano al cierre de las Fábricas Militares. Y hacemos responsable por esto al ministro de Seguridad Oscar Aguad”, abundó el dirigente.

Asimismo, el secretario gremial indicó que “desde ATE hemos tratado de llegar a Aguad por diversas vías: le pedimos al intendente Martín Gill que hiciera alguna gestión; también al defensor del Pueblo  y a los representantes locales del partido de Gobierno, pero no hemos recibido respuesta de ninguno de ellos. Y la situación es muy angustiante”.

“Sabemos que mañana domingo van a enviar obligados a cinco compañeros para desmantelar máquinas, poniéndolos en verdadero riesgo. Es un mecanismo peverso”.

Cabe consignar que el conflicto en Azul se inició el diciembre de 2017 con la cesantía de más de doscientos contratados y la paralización total de la Fábrica asentada en la Boca de las Sierras.

Las inversiones previstas en el presupuesto nacional 2018 quedaron sin afecto, con la modificación producida por el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro Nicolás Dujovne, que desactivó la totalidad del monto previsto para Fanazul.

Desde fines de marzo se inició el proceso de desmantelamiento parcial de la planta azuleña, aunque solo se logró trasladar parte del laboratorio a otras fábricas de la DGFM.

Hace una semana que los trabajadores de la Fábrica de Villa María vienen resistiendo la directiva y los aprietes.

 

Print Friendly, PDF & Email