Reclama que hace seis años quiere escriturar y que se siente “estafada”

Una mujer contó que inició un trámite por los papeles de un terreno y que desde la escribanía primero la demoraron y ahora le piden cada vez más dinero. “Me habían dicho que costaba 30 mil pesos y ahora que lo junté, me piden 70 mil pesos”, aseguró

Sylvia mostró papeles y pidió ayuda. Dijo que se aprovechan de su situación económica y de salud

Sylvia del Carmen Massa asegura que hace seis años está renegando para conseguir la escritura del terreno que compró y donde todavía construye la casa que ya habita.

La mujer, de 58 años, llegó a la redacción de EL DIARIO manifestándose cansada y desesperada, en búsqueda de quien pueda asesorarla para resolver el problema que, afirmó, no quiere llevar a la Justicia.

“Hace seis años que estoy tramitando una escritura en una escribanía. Desde el comienzo empezó con demoras y excusas. Un año no estuvo lista por una cosa, otro año por otra -comenzó a narrando-. Un día pedí que me devuelvan los papeles para llevarlos a otro lugar y me dijo que no me los podía dar porque había un problema de sucesión y posteriormente prometió tenerlo listo”, agregó.

Se trata de un terreno en el barrio San Martín que Sylvia del Carmen Massa compró luego de vender una casa. El principal problema llegó cuando desde la escribanía le dijeron que la escritura ya estaba lista: “Me pidió 16 mil pesos, después 18 mil pesos, después 20 mil pesos, ahora fui y le llevé 30 mil pesos, porque supuestamente ya estaba, y me pide 70 mil pesos”.

“A todo esto, puse abogados, me asesoré, fui a la Defensoría del Pueblo, al Colegio de Escribanos, me mandaron a Córdoba… El pone el valor de la escritura que quiere. No me devolvió nunca los papeles”, expresó.

Según lo que apuntó, desde el Colegio de Escribanos “me dijeron que es una locura lo que me quiere cobrar, pero nadie hace nada ni me dice cuánto es lo que él debería cobrar”.

 

Se aprovechan de mi situación

Sylvia tiene una pensión por invalidez y cree que “el escribano sabe que mi situación económica es precaria y que mi salud es delicada. El problema es que cada vez que logré juntar la plata, siempre me subió el precio. Un abogado logró hablar con él y le dijo que ahora el monto a pagar era 70 mil pesos, pero no le justifica por qué, sino que solo le dijo que era debido a gastos de oficio. En una palabra, el cobra lo que quiere”, reclamó.

En ese sentido, dijo sentirse estafada y que “se están aprovechando de mi situación”

“Yo ahí tengo construida mi casa, que no está terminada. Es una pesadilla lo que me está haciendo. Mucha gente me dijo que no puede hacer nada contra él por compromiso. Ahora me dice que si llevo 70 mil pesos me da la escritura porque está hecha. Hoy no tengo esa plata. Me había pedido 30 mil pesos y cuando los junté, me volvió a aumentar”, insistió, preocupada.

De hecho, recordó que “necesitaba que me diera una constancia de que está haciendo la escritura para pedir los servicios de mi casa y me echó porque le había puesto un abogado”.

Finalmente, Sylvia pidió ayuda “para que alguien me ayude a solucionar el problema. Hace mucho tiempo reniego con esto. Yo no quiero hacer una denuncia en la Justicia porque no soy así. Pero estoy agotada. Más de un abogado, más de un escribano, más de un funcionario público conoce mi situación porque he consultado con mucha gente. ¿Adónde tengo que ir? ¿Qué más tengo que hacer?”, cerró.

 

Print Friendly, PDF & Email