Regresó el peligroso “puerta a puerta”

Habrá que estar atentos para ver la evolución de este negocio, para que no perjudique a nuestros comercios

El sistema para compras al exterior a través de Internet comenzó a regir el viernes, tras estar suspendido por más de dos años. Comerciantes de Villa María no le temen, pero… puede significar a nivel país una fuga anual estimada en 1.000 millones de dólares

Habrá que estar atentos para ver la evolución de este negocio, para que no perjudique a nuestros comercios
Habrá que estar atentos para ver la evolución de este negocio, para que no perjudique a nuestros comercios

En una encuesta realizada por el canal universitario de Villa María entre comerciantes del centro villamariense, se pudo ver que los dueños de los negocios no le temen al “puerta a puerta”, pero también quedó en claro que algunos no conocen mucho de un sistema que puede significar la salida anual del país de unos 1.000 millones de dólares al año.

¿Por qué decimos esto? Entre otras cosas, porque uno de ellos dijo que no iba a tener éxito “porque la gente está acostumbrada a comprar en cuotas y con tarjeta”, dos condiciones que prevé fundamentalmente el “puerta a puerta”.

En esta misma página, la técnica en marketing Stefania Cornaglia informa que “a nivel país la venta de productos y servicios online este año creció un 60%”.

Así las cosas, habría que levantar un poco la guardia, porque a ello se suma ahora la liberación de las compras al exterior.

 

¿Cómo es?

El régimen de importaciones oficializado por el Gobierno nacional a fines de julio, entró el vigencia hace 72 horas e involucra envíos de hasta 50 kilos por un valor igual o inferior a los mil dólares.

Los productos que lleguen al país, podrán ingresar a través del correo oficial o privados, según consta en la norma publicada en el Boletín Oficial de la Nación.

La AFIP cargó y habilitó en su página el mismo viernes el link «Envíos postales internacionales», para que los ciudadanos completen los datos requeridos y puedan recibir su compra en su domicilio.

Todas las notificaciones del correo oficial que lleguen al domicilio del comprador indicarán si el envío se entregará en dicho domicilio o bien se debe retirar en la sucursal. En ambos casos, el comprador debe ingresar en la web de la AFIP con Clave Fiscal -nivel de seguridad 3- al servicio Envío Postales internacionales.

Una vez allí ingresar el número de tracking, el valor y la descripción de los artículos y elegir la opción de servicio puerta a puerta o retiro en sucursal del correo. Luego generar el VEP cuando corresponda para el pago del impuesto.

 

Más datos

  • El límite de peso para las compras es de hasta 2 kilos, mientras que para los couriers, es de hasta 50 kilos.

 

  • Se podrán solicitar mercadería por hasta 200 dólares en el caso del correo oficial y 1.000 dólares en los envíos de privados.

 

  • Para el correo oficial no hay límite de envíos en cantidad por año.

 

  • Para el correo privado existe un tope de cinco envíos por persona y año calendario.

 

  • El comprador debe generar el Volante Electrónico de Pago (VEP) sólo si el producto se compró vía correo oficial.

 

  • Las compras tienen un gravamen del 50% del valor de la mercadería si el producto llega por correo oficial, mientras los productos de hasta 25 dólares no pagan ninguna clase de impuesto a la importación.
  • El comprador deberá comunicar en la web de la AFIP que recibió el producto dentro de los 30 días corridos luego de recibirlo en el domicilio. Deberá contar con un CUIT/CUIL y clave fiscal, con un nivel de seguridad.

Según informó el organismo, las dudas que puedan surgir con los trámites vinculados a compras al exterior se van a resolver en el micrositio www.afip.gob.ar/puertaapuerta, donde habrá información para operar con el nuevo sistema.

 

Y algo más

Las opciones a las que se puede acceder en Internet para comprar un producto son páginas argentinas (.com.ar) y las internacionales.

En caso de que se adquiera un bien mediante la primera de ellas, el usuario cuenta con diez días desde que los recibe para devolverlo y «se le debe realizar una devolución gratuita», destacó la abogada Mariela Moncada.

«Se tiene que ver si la devolución la va a hacer directamente la empresa mediante la cancelación de la compra o el banco», explicó la titular de Asociación de Consumidores en Córdoba.

Si la firma pone trabas para la devolución del dinero o intentan retenerlo se debe hacer la denuncia a Defensa del Consumidor en la oficina más cercana.

Por otra parte en el caso de transacciones a través de páginas internacionales el consumidor ya no puede «llamar a la empresa y decirle que pasen a retirar nuestro producto», sino que debe recurrir directamente a Defensa del Consumidor, añadió la especialista.

 

Print Friendly, PDF & Email