River dio un paseo en el Prado

Gagliesi metió tres goles, en una tarde inspirada

Con dos goles en menos de tres minutos, el Millonario sorprendió con un 7-1 sobre Española, que se mostró desdibujado y sin respuestas

Gagliesi metió tres goles, en una tarde inspirada
Gagliesi metió tres goles, en una tarde inspirada

Escribe Alexis Zegatti

La primavera comenzó en el Prado para River que, pese a la fría tarde, le puso calor, goles y fútbol para apabullar a un Española desdibujado.

Ya desde el vestuario el equipo de Bachanini comenzó ganando.

Le bastaron sólo 22 segundos para ponerse en ventaja, cuando la defensa del Gallego dormía y un pelotazo encontró a Chiotti solo. El remate del 10 fue al cuerpo del arquero y en el centro del área apareció Gagliese para empujarla y abrir el marcador.

En la siguiente jugada, otra vez, Chiotti apareció por el centro del ataque en soledad, abrió para Julián López que intentó enviar un centro que se cerró y por detrás de Mancilla el balón se metió al arco: 2 a 0.

Española parecía que reaccionaba, tras una siesta letal, y respondió con Olmedo, que llegó al fondo y envió un centro para Moreno, que definió apenas arriba. Pero el local sólo mostró eso y nada más. Mientras tanto su rival jugaba, triangulaba y generaba ocasiones de goles, ante la atenta mirada de los dirigidos por Herrera, que no oponían resistencia.

A los 9 m otra vez apareció López por izquierda, en soledad, para enviar un centro entre los centrales que sólo le hicieron sombra a Gagliese que cabeceó afuera. A los 13’ nuevamente un pase desde el centro del campo, en esta ocasión para la trepada de Tisera que sin marca quedó de frente al uno y definió entre las piernas del golero para marcar el tercero.

Española no despertaba, la siesta era eterna y cada avance del rival parecía que terminaba en gol. Tan sólo un minuto después Moreno apareció para rematar en el borde del área, Mancilla dio rebote y en soledad, una vez más, Gagliese empujaba el balón a la red, pero estaba inhabilitado.

A los 24 m el tanteador siguió aumentando a favor de la visita. Otra vez apareció el goleador del equipo de barrio Almirante Brown para definir, sin marca, y poner el 4 a 0.

El Gallego pudo descontar cuando a los 35 Molar escapó de su marca y remató, pero Bachanini tapó. El rebote le cayó al volante que jugó atrás para Moreno, pero el juvenil remató alto. Minutos después, falta sobre Russo en el borde del área, tiro libre a pedir de Acosta.

El zurdo remató y el esférico pegó en el travesaño y picó adentro, pero ni el árbitro ni el asistente vieron el tanto y apelaron al siga-siga. La primera parte dejó a un River goleando, siendo superior a su rival, con una efectividad intacta ante un Española desconocido.

En la segunda parte nada cambió en el desarrollo del juego. Aunque en la visita ingresó Ludueña por Sánchez (lesionado) y en el local Arce se retiró lesionado para dejar su lugar a Faidutti. A los 10 m López le ganó con facilidad a Colombano, que fue una sombra durante todo el encuentro, y definió mal. Luego Marchetti ganó un rebote, abrió para Russo que envió un centro pero Colombano no llegó a conectar.

A los 23 m la visita amplió el marcador. Desde un córner mal jugado a favor del local nació la contra letal. El balón cayó en los pies de Ludueña que trasladó y habilitó a Gagliese que puso el 5 a 0. Pero el marcador siguió aumentando. Es que a los 25 m el ex-Alumni, Eduardo Moreno, apiló a varios rivales y remató al paló de Mancilla: 6 a 0.

A los 31 m nuevamente la pierde en la salida Española, Gagliese (adelantado) habilitó a López que la clavó en el ángulo para poner el 7 a 0. La ventaja era abrumadora, y a los 32 m Colombano vio la tarjeta roja por protestar (doble amarilla) y el central terminó de cerrar una tarde negra, como la mayoría de sus compañeros. A los 35 m Russo descontó de penal tras una mano en el área.

Categórico triunfo de River, que se ilusiona, más allá de que está lejos del tercer lugar y un golpe duro para el Gallego que hasta lo puede dejar sin entrenador. Es que en la jornada de hoy Franco “Puli” Herrera mantendrá una reunión con los dirigentes para definir su futuro.

Sobre el final, con el visitante festejando en el vestuario, se pudo ver a Russo irse con los ojos vidriosos, o a Luciano Acosta, capitán del equipo, sentado en el suelo llorando. Quizás esa “vergüenza” deportiva vivida ayer les permita dar vuelta la historia ¿Será con Herrera en el banco?

 

Las figuras

Dino Gagliese y Julián López. Gran partido del goleador que estuvo en los lugares que la jugada indicaba. Le ganó con mucha facilidad a los centrales rivales. En tanto que López fue fundamental en la elaboración cuando se juntaba con Chiotti, de gran partido, al igual que todo River.

 

El árbitro

Emanuel Serale. Correcto arbitraje, aunque se comió un gol de Española tras tiro libre de Acosta, el cual no influía en el resultado. El partido, que fue de trámite simple no se le complicó nunca. Bien en la expulsión a Colombano.

 

Print Friendly, PDF & Email