San Martín es de Primera

p62 foto 1La cancha sintética “Irene y Negro Amaya” parece una caldera. El reloj parece ponerse más lento en barrio Las Acacias. Todos miran una y otra vez la hora. ¿Cuántos minutos faltan? Los nervios recorre en el interior a cada uno de las personas que sigue, desde los cuatro costados, el partido. El partido está 3 a 2, es intenso, de ida y vuelta. Está ganando San Martín, pero Municipalidad no se da por vencido; sabe con el empate la historia cambia.

Las “Tricolores” desperdician un par de situaciones propicias para aumentar y las visitantes buscan la hazaña. Van 32 ó 33 minutos del segundo tiempo y San Martín comete un error defensivo; hay córner corto para las cordobesas. La arquera Lucía Agüero se luce y salva al equipo villamariense, y la tensión aumenta. Faltan menos de 90 segundos y el reloj parece detenerse.

Nuevamente Sanmar al ataque pero no pueden terminar la jugada, y las que vuelven a atacar son las cordobesas que se desesperan porque el resultado y el reloj juegan a favor de San Martín.

El entrenador “Pichi” García camina de un lado y en el banco hay un silencio contenido.

“¿Cuánto dijiste que faltan? ¿30 segundos?, ¿20?”, pregunta una chica en voz baja. Entonces suena la chicharra. Y los nervios se convierten en emoción y el silencio contenido en un grito único. El reloj marca la hora exacta y “San Martín es de primera”.

Desde los cuatro sectores se meten en la cancha y todos corren para abrazarse. Cerca del área donde defendió el “Tricolor” en el segundo tiempo, se arma un enjambre de abrazos en tres colores. Algunas chicas sueltan las lágrimas, desde afuera parece que hay un abrazo múltiple, entre las chicas de primera división y las de las inferiores. Todas cantan y festejan el logro alcanzado. El objetivo cumplido.

 

Sufrir, gozar y festejar

El San Martín logra su tercer ascenso en su historia y regresa de esta manera a la máxima división del hockey de la provincia de Córdoba.

El partido fue intenso, dramático, de ida y vuelta. Si bien era una de las semifinales tenía sabor a final. Municipalidad había ganado el partido de ida, pero ahora, en este segundo partido, San Martín tenía ventaja deportiva. Ganando se clasificaba a la final y se quedaba con uno de los ascensos en juego. A los 11 minutos del primer tiempo, María Fernanda Díaz abrió el marcador para las “Tricolores”, pero apenas seis minutos después la visita, por intermedio de Jéssica Rossi, de penal, empató el marcador. Estaba por terminar el primer tiempo y el Sanmar necesita un gol que aliviara la tensión. Y si falta un gol hay que invitar a una de las jugadoras de mayor experiencia a que se meta en el área rival. Entonces aparece Natalia Pereyra, con sangre “Tricolor” y con ADN familiar sanmartiniano. Van 32 minutos y pone el 2 a 1.

En el segundo tiempo, Municipalidad busca con desesperación el empate. Delfina Russo lo encuentra a los 4 minutos y ahora la presión es para las villamarienses. Pasado el cuarto de hora aparece otra una de esas jugadoras que ya conocen lo que es jugar por un ascenso y con nombre conocido para las arqueras: Brenda Androvetto. Palo y adentro. Gol grita todo San Martín. Ahora el partido está 3 a 2.

El resultado pone algo de tranquilidad. Aunque esto sea hockey sobre césped y al partido todavía le quedan 28 minutos. El encuentro es de ida y de vuelta. Parece que no termina más. El “Tricolor” desaprovecha una chance y algunos otros de los simpatizantes se lamenta largando una frase hacia atrás, que suena a un insulto de descarga.

“Ya está, salimos de atrás, sacala larga; eso….tenela arriba, no se desordenen”, vuelve a gritar el entrenador. Ya está. Chicharra y soplo que afloja la tensión. Empieza el festejo. San Martín vuelve a primera.

Entonces se abrazan la capitana Daniela Caballero, Lucía Agüero, Nadir Galván, Camila Galli, Judith Marín, Brenda Androvetto, Lara Machado, María Fernanda Díaz, Natalia Pereyra, Antonella Tarquini, Anabel Maltaneri, Candela Tossolini, Macarena Cresimbeni, Agustina Botta, Juliana Arce, Valentina Seia, Victoria Gil, Elisa Russo, Floriana Lirio, María José Díaz, Guadalpe Caler y Agustina Bossio y Lucila Moreyra. También el cuerpo técnico: Daniel García, Gabriela Amaya, Amelia Veronese y Santiago Arrabaolasa.

 

Palermo Bajo también

El otro equipo que obtuvo ayer el ascenso es Palermo Bajo, que se impuso en el otro partido de semifinales por 3 a 0 ante Córdoba Athletic “B”. El próximo sábado, San Martín y Palermo Bajo, definirán el campeón en partido a disputarse en cancha neutral.

 

La primera vez

El 8 de diciembre de 2009, las “Tricolores” lograron su primer ascenso luego de más de 30 años jugando al hockey. Aquel día, luego de empatar 3 a 3 en el encuentro de ida, le ganan 3 a 1 en Córdoba a Municipalidad, con cerca de 250 personas alentándolos. Esa tarde, por primera vez, un equipo del ascenso le ganaba la reválida a un equipo de Primera, y San Martín llegaba al Torneo de Damas A, dirigidos por Eduardo Flores.

La crónica de ese día recuerda que “las ‘Tricolores’ comenzaron perdiendo 1 a 0 con un gol de córner corto, promediando el primer tiempo, un error defensivo más producto de los nervios que por la aptitud del rival. En el entretiempo llegó la arenga del entrenador Eduardo Flores y las villamarienses salieron con otra actitud a jugar el complemento. A los 10 minutos empató Andrea Bustamante, aumentó 5 minutos después Ivana Pereyra con un golazo de córner corto y faltando 11, Silvina Tossi, cerró cifras para lograr el 3 a 1”.

San Martín obtenía el primer ascenso, pero la falta de experiencia hizo que la estadía en esa división durara una temporada.

 

La segunda

El 12 de noviembre de 2011, San Martín logró su segundo ascenso al Torneo Damas A. En el partido final del play off que definía el tercer ascenso, el “Tricolor” regresaba a primera, un año después de haber descendido.

Las “Tricolores” aquella tarde vencieron a Carlos Paz por 3 a 0 y se sumaron a Municipalidad y a Universitario “B” entre los ascendidos.

Con goles Daniela Caballero, Natalia Pereyra y Brenda Androvetto, San Martín conseguía el ascenso, ahora con el equipo dirigido por Gabriela Amaya y en el arco Antonella Brondello, que había tenido una actuación determinante.

En el primer tiempo Daniela Caballero hizo el primer gol, a partir de un córner corto. El segundo gol llegó en el segundo tiempo, a través de Natalia Pereyra y luego de un nuevo córner corto, Brenda Androvetto anotó el tercero y definitivo.

Luego de ese ascenso, San Martín tuvo dos temporadas en primera división y le tocó descender en octubre de 2013.

No deja ser un hecho curioso, que en ese ascenso anotaron goles decisivos Natalia Pereyra y Brenda Androvetto, jugadoras que ayer volvieron a ser decisivas.

Print Friendly, PDF & Email