«Santos prestados»

El cordobés Paulo Dybala, ubicado por la derecha del ataque argentino, no pudo gravitar en el partido
El cordobés Paulo Dybala, ubicado por la derecha del ataque argentino, no pudo gravitar en el partido

Escribe Daniel Sánchez
EL DIARIO en Perú

Quienes concurrimos a la conferencia de prensa de Edgardo Bauza, en el Westin Hotel, ubicado en el distrito comercial y financiero de San Isidro, donde si caminás por sus veredas podés oler el dinero, nos tranquilizamos y sorprendimos al escuchar la formación de nuestra selección: ¡¡¡cuatro delanteros pone “El Patón”!!!

Paulo Dybala, si bien es cierto en la Juve es más enganche o media punta que delantero, “Pipita” Higuaín, el más maldito de toda la generación maldita, “Kun” Agüero y Di María, sí, también… es un volante carrilero, pero para todos los que estábamos ahí son cuatro goleadores y, si comparamos con la alineación que enfrentó a Venezuela, que estando en la cola de la tabla de posiciones le fuimos a jugar con un solo delantero. ¡al último de la tabla y con Pratto! “Fue mi culpa”, se sinceró Bauza en la conferencia del miércoles.

A quienes no le cayó bien esta formación fue a la afición peruana. Aquí son muy religiosos, pero desde las horas previas al partido lo fueron el doble. Han pedido santos prestados a otras religiones para rogar por el milagro de ganarle a la Albiceleste, y prometen que si ganan nos devuelven todo el trigo del 78. Pero no están muy convencidos, es más, el periodista Phillip Butters, bastante crítico de la realidad política, económica y deportiva del Perú, y muy »derechoso», afirmó en un programa de la TV peruana que la única manera de que la Albirroja participe de un mundial es organizándolo.

Cuando esta nota deje su rastro de tinta sobre el prolífico papel ya sabremos el resultado y si la apuesta de nuestro técnico dio o no los frutos que todos queremos recoger y si podrá o no repetirse el próximo martes en el Kempes frente a Paraguay.

Aquí se comenta, y tal vez puedan corroborarlo, que la delegación peruana que se encuentra en Villa María en la ronda de negocios, y que no fue sólo a adquirir mercaderías sino también a ofrecer después de esta fecha al “Tigre” Gareca al “Fortinero” de Villa Aurora.

 

Print Friendly, PDF & Email