Scioli mostró “una concepción federal” y Macri “porteñismo”

Gill manifestó no creer que el debate haya servido “para cambiar un voto”

El intendente electo de Villa María señaló que ambos exponentes permitieron a millones de personas “comprobar que un candidato y otro no son lo mismo, sino que representan opciones claramente diferentes”

 

Gill manifestó no creer que el debate haya servido “para cambiar un voto”
Gill manifestó no creer que el debate haya servido “para cambiar un voto”

El intendente electo de Villa María, Martín Gill, sostuvo ayer que el debate entre candidatos a la Presidencia «representa otro avance institucional significativo» en la Argentina, al tiempo que puntualizó que las exposiciones de Daniel Scioli y Mauricio Macri permitieron a millones de personas “comprobar que un candidato y otro no son lo mismo, sino que representan opciones claramente diferentes”.

Si bien dijo entender que “es difícil llevar un debate cuando uno de los candidatos ha aceptado la propuesta de su consultor político de no responder preguntas concretas y seguir su campaña no argumental: ‘Vamos juntos con alegría; todos juntos hacia adelante’», consideró que el cruce entre los aspirantes a la Casa de Gobierno dejó en claro que «hay una diferencia sociológica entre los dos candidatos: “Hay una concepción federal de país de parte de Scioli” y “una propuesta centralista de Macri, de raíz unitaria, reducida al porteñismo”.

“Quejarse porque los hospitales de su ciudad tienen que atender a vecinos de otra geografía es como si a nosotros no nos gustara que se atiendan vecinos de la región en Villa María, o como si en el hospital de Mar del Plata o en el de Carlos Paz no atendieran a los turistas porteños cuando lo necesitan; desconoce nociones básicas del federalismo, de la coparticipación, de lo que representa el concepto de Nación”, señaló en declaraciones a EL DIARIO.

Gill lamentó seguidamente “la falta de precisiones del candidato de Cambiemos sobre su política en torno al dólar y las exportaciones, por más que Scioli se lo señaló siete veces”.

«Macri siempre actuó con evasivas, con chicanas, con alguna tangente que resumía alguna consigna hueca como se viene dando en los últimos tiempos», comentó el diputado nacional que el mes próximo dejará el Legislativo nacional para asumir el Ejecutivo local.

 

El impacto del voto

Y agregó: “era importante que lo especificara, porque cada ciudadano debe saber a qué atenderse, ya que lo que cada uno vote el 22 de noviembre va a impactar en su casa, en su ciudad, en su región, en su provincia y en el país”.

“Destruir un país puede llevar muy poco tiempo; poner una firma en un megacanje o en un blindaje con el FMI se hace en unos segundos, pero desendeudarse, reconstruir el país, lleva mucho esfuerzo, y a eso lo saben quienes no tenían un empleo y lo consiguieron, quienes no estaban jubilados y hoy accedieron e ese beneficio, quienes no podían estudiar y hoy cursan en la universidad”, aseguró.

En otro orden, dijo no creer que el debate haya servido “para cambiar un voto”, pero sí “para decidir a ese 12% o 13% de personas que no está del todo de acuerdo con las políticas del actual Gobierno, pero que si no decidió votar a Mauricio Macri es porque tiene dudas sobre lo que representan económica y políticamente sus lineamientos».

En este sentido, afirmó que “quedó en evidencia que la política de Mauricio Macri es claramente la propuesta de los 90, desde el abordaje superficial de la política, desde una política absolutamente vacía de contenido y fundamentalmente sin abordar la agenda de los problemas centrales, lo que pueden generar que haya una regresión”, sostuvo.

“En definitiva, el debate puede haber generado un elemento más para la reflexión en torno al voto. Le pido a la gente que el domingo vote a Daniel Scioli, que corregirá lo que no está bien y trabajará por lo que aún hace falta a los argentinos”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email