Se aproxima a su destino

Federico Ibáñez (8) anotó dos tantos en el triunfo del Canario, que se acerca a la clasificación

Silvio Pellico derrotó 3-1 a Sportivo FC de Pozo del Molle y quedó a tan sólo un punto de conseguir la clasificación a los cuartos de final

Federico Ibáñez (8) anotó dos tantos en el triunfo del Canario, que se acerca a la clasificación
Federico Ibáñez (8) anotó dos tantos en el triunfo del Canario, que se acerca a la clasificación

 

Escribe Diego Pellegrini (h)

Ganó una final, un mano a mano que significaba más que un partido. Era la gran posibilidad para Silvio Pellico de sumar puntos pesados y dejar hundido en el medio de la nada a Sportivo FC de Pozo del Molle.

Fue 3-1 a favor del Canario, que con una gran actuación de su volante Federico Ibáñez (dos goles) y de su arquero Ezequiel Oliva (tapando varias pelotas de gol), pudo dar vuelta un partido complicado ante el equipo dirigido por Franco Herrera.

El local, que gozó de esa condición en cancha del Deportivo Argentino, no lo supo aprovechar. Comenzó la tarde en el barrio Nicolás Avellaneda arriba en el marcador, gracias a un golazo de Fabricio Gerbaldo, pero se fue desinflando con el correr de los minutos, errando varias chances nítidas para terminar una jornada negra, teniendo en cuenta que ganaron todos los rivales que se encuentran por encima en la Zona Norte.

A decir verdad fue un partido raro, quizás el resultado no contempló todo lo sucedido durante el pleito, pero si premió al equipo que supo pegar en los momentos justos.

Claro que la tarde empezó redonda para el local. Sportivo se puso arriba en el marcador con un gran remate de Gerbaldo, quien desde afuera del área la colocó en el ángulo derecho de un Oliva que nada pudo hacer.

Ese gol sorpresivamente no se transformó en un aliciente para los mollenses, ya que a pesar de que su rival estuvo los primeros veinte minutos sin patear al arco, tampoco los del Puli Herrera utilizaron la ventaja para salir a buscar más.

Allá por el minuto 24´apareció dentro del área Javier Margaría y con un buen derechazo la puso contra el palo para decretar el empate del Canario, en la primera clara del visitante (1-1).

Salió a buscar la diferencia nuevamente el local, pero la suerte no lo ayudó porque en la doble posibilidad que tuvo, primero fue Gustavo Rodríguez quien encontró la humanidad de Mauricio Margaría con su remate y luego un cabezazo de Nicolás Gayoso reventó el travesaño.

No obstante, el mejor final fue para los pupilos de Miguel Ramos, ya que cuando la etapa se iba (a los 46´), un tiro libre de Alfio Demarchi encontró la cabeza primero de Walter Ledesma y luego del Fede Ibáñez, para empujar la pelota al gol, colocando el 2-1 de color amarillo. Locura en la popular sur.

En el complemento se vio a Sportivo muy activo, saliendo a buscar rápidamente el gol del empate, pero a pesar de que no fue muy claro con la pelota, contó con no menos de tres chances nítidas para convertir. En todas ellas tuvo mucho que ver la actuación del arquero Oliva como, por ejemplo, en la más clara que tuvo el desborde de Maximiliano Ramírez y el remate de Nicolás Gayoso que tapó de manera espectacular el uno visitante.

Claro que la idea del “Canario” era la de esperar con mucha gente en su propio campo para buscar de contra y así lo anticipó, con un ataque que finalizó en un centro de Gastón Salas e Ibáñez que no llegó a empujar por poco.

Pero eso sería un anticipo de lo que sucedería minutos después, porque a los 40´ ganó otra vez Salas por la izquierda, enviando una pelota perfecta para que Ibáñez la empujara al gol, como toda la tarde, de cabeza decretando el 3-1 final para Silvio Pellico.

Golpe muy duro para Sportivo FC, que vio pasar el tren con la posibilidad de acercarse a la zona de clasificados y, como contrapartida, se alejó y peligra claramente su pasaje a cuartos de final.

La cara opuesta de la moneda es Silvio Pellico, que ganó y se mantiene en la zona de los que siguen soñando, detrás de Hipólito Yrigoyen de Tío Pujio.

Cantó y festejó el Canario.

 

La figura

Federico Ibañez. Tuvo una tarde para el recuerdo, apareciendo en momentos claves para que Silvio Pellico se lleve la victoria. Un gol en cada etapa del volante que se destacó por sobre el resto. Gran partido también en el visitante del portero Ezequiel Oliva, deteniendo pelotas importantes y de gol a cada momento del partido.

 

El árbitro

Mauricio Robles. Tuvo una tarde con altibajos, fue de menos a más. En la primera etapa evidenció algunas dudas en ambas áreas y hasta dejó pasar alguno que otro manotazo. En el complemento se lo vio más firme, mostrando muchas tarjetas amarillas. Supo manejar el trámite del encuentro.

 

Print Friendly, PDF & Email