Se encadenó para reclamarle a la obra social

El joven dijo que, además, le negaron la atención en una clínica de Córdoba. La obra social asegura que se le sugirió concurrir a una profesional local para evitar mayores gastos

La empresa aseguró que la subida del dólar complicó el trámite

Un joven tomó esta determinación ayer tras esperar más de un mes que le lleguen unos audífonos para su hijo

Ayer por la mañana, el joven Leonardo Avila se encadenó a la puerta de la obra social de la Asociación Sindical del Trabajador de Farmacia (ASTF), que se encuentra sobre calle Carlos Pellegrini al 600.

En diálogo con EL DIARIO indicó que su reclamo alude al pedido de unos audífonos para su hijo de un año y medio que padece discapacidad auditiva, los cuales “hace un mes que nos prometieron que iban a llegar y no los han mandado”. “Dijeron que no hicieron ninguna compra y que no estaba la contadora para hacer el trámite. También no nos dejaron atender a mi hija en la Reina Fabiola de Córdoba”, expresó.

Desde la obra social, donde trabajan en efecto la suegra (Laura) y la mujer de Avila (Johana), dieron su versión de los hechos. Precisaron que, debido a la disparada del dólar, los audífonos (importados de Suiza), pasaron de costar de 97 mil a 140 mil pesos y se tuvo que reiniciar el contrato de compra. “Además tuvimos que pelear con la importadora (Amplitone de Buenos Aires), que a ese precio nos querían subir aún más el costo. Hoy (por ayer), abonaremos el pago y se debe esperar a que la empresa haga el envío correspondiente”.

En cuanto a la atención en Reina Fabiola, se puntualizó que “en ningún momento se prohibió ese trámite; solo que se sugirió que se atendiera con una profesional local para evitar gastos, como finalmente se hizo”.

Print Friendly, PDF & Email