Se haría el certamen, pero distinto

Gill admitió que las explosiones hacen daño a personas con autismo o a los animales

Gill confirmó que ya en 2016 será diferente y que ahora busca una competencia con “tecnología amigable”

Gill admitió que las explosiones hacen daño a personas con autismo o a los animales
Gill admitió que las explosiones hacen daño a personas con autismo o a los animales

Todo indica que el miércoles 30 habrá competencia de fuegos artificiales en la costanera de Villa María, pero en condiciones diferentes a las de todas las ediciones anteriores. Y, ya a fin de año de 2016, se innovará con la intención de no ocasionar ningún daño.

El Gobierno de Martín Gill tomará hoy una decisión respecto al ya tradicional certamen que cada fin de año reúne una multitud a orillas del balneario, en una convocatoria sin antecedentes. Atento a la controversia que genera por el efecto que deja en personas con problemáticas de salud, en animales y en el medio ambiente, el mandatario llevó adelante en los últimos días distintas reuniones. Se juntó con miembros de la Asociación Española y el Club Náutico de Villa Nueva y personal de Explosivos de la Policía, entre otros.

Lo que hizo es reunir los elementos en torno a la seguridad y también sobre condicionamientos que podría dar a las empresas competidoras con el fin de que la luminosidad no vaya unida a la explosión, que “es lo que genera daños a animales y a personas que sufren problemáticas como el autismo”, según definió el propio intendente ayer ante los medios de comunicación.

“La decisión política es sentarnos a hablar con diversos sectores para tratar de coordinar si vemos el esquema viable en base a las condiciones técnicas que nos han mostrado. Si esto es así y si nos ponemos de acuerdo, vamos a desarrollar el evento”, anticipó el intendente, aclarando que ya en 2016 “pensaríamos algo diferente con otra tecnología, otra luminosidad, quizás un show de láser, de luces y de música en el agua”.

Cuando se le preguntó si podía confirmar que el espectáculo del 30 de diciembre de este año será de luces y no de explosivos, respondió: “Hoy hay tecnología que resulta como amigable y con la que podemos condicionar en el certamen. Estamos viendo que hay nueva tecnología e impedimentos en la competencia: no se pueden hacer explosiones que superen tal capacidad”. Reiteró que lo que busca es analizar si se pueden aggiornar las condiciones del evento y “si esto es así, y con el acuerdo de todos los sectores, iremos para adelante”.

Sí ya confirmó que en los sectores desde los cuales se arrojaría el material no podrán permanecer personas.

Cabe recordar que en el último certamen resultó gravemente herido el pequeño villanovense Bautista Ayala.

 

Print Friendly, PDF & Email