“Se nos están muriendo muchas compañeras y no quiero ser una más”

Yamilé (derecha) junto a Fanny Bustos, en la marcha Ni Una Menos realizada el lunes en la plaza

Yamilé Taylor volvió luego de ser buscada intensamente por varios meses

Contó que se fue de Villa María por estar en una situación “crítica” en cuanto a vivienda y comida. Confirmó que vivió un tiempo en la casa de Vínculos en Red, pero no quiso hablar del tema. Ahora busca empezar una nueva vida, lejos de la calle y cerca del estudio y el trabajo

Entre el frío de la noche del lunes y el calor que le imprimían las mujeres que participaban de la marcha Ni Una Menos, en plaza Centenario, irrumpió de pronto la joven Yamilé Taylor, quien fuera intensamente buscada a principios de mayo por no conocerse su paradero.

Si bien a los cuatro días de realizada la denuncia se confirmó que estaba sana y salva en Mar del Plata, es la primera vez que retorna a Villa María desde entonces, ciudad donde vivió los últimos siete años.

Fue intensamente aplaudida cuando se presentó ante el público para decir unas palabras, y luego cedió gentilmente unos minutos a EL DIARIO para conocer detalles de aquel episodio que llegó a la justicia.

“Fue una búsqueda muy grande, por parte de un grupo de mujeres de acá de Villa María, Fanny (Bustos) y Las Juanas tienen mucho que ver con esto, más que nada mi grupito”, comenzó diciendo.

Argumentó que quedó incomunicada porque “antes de irme perdí un teléfono en el que tenía muchos contactos, y por no tener estudios no puedo acordarme fácil de los números y soy poca tecnológica”.

Luego contó que tuvo que abandonar la Villa “por un tema de necesidad, al haber caído en un pozo demasiado crítico en cuanto a lo que era una vivienda o un plato de comida”.

Yamilé asegura que no quiere más la calle: “Se nos están yendo muchas compañeras y yo no quiero se una más”.

La expectativa de vida de las mujeres trans no supera los 40 años, fue un dato que recordó Fanny Bustos en la marcha de Ni Una Menos, la agente de salud municipal que forma parte del consultorio inclusivo donde se atienden cuestiones de salud particulares relacionadas al colectivo trans.

 

¿Y el Estado?

Al encontrarse en juna situación crítica, según sus palabras, EL DIARIO quiso saber si no acudió a alguna dependencia estatal o bien a algunos de los refugios existentes para pedir ayuda.

“Busqué en la Municipalidad, en la Defensoría del Pueblo y viví en la casa de Vínculos en Red (ONG fundada por Alicia Peresutti). Estuve ahí un tiempo, el que se me pudo dejar estar.. no tengo nada que decir de la casa”, explicó sin más detalles.

Muchos rumores indican que fue desalojada de ese espacio que supuestamente existe para contener a mujeres en situaciones vulnerables.

 

Una nueva vida

Todo lo malo parece haber quedado atrás para Yamilé y hoy piensa en dirigir su vida hacia dos rumbos: el trabajo y el estudio.

Asiste a una biblioteca de barrio Los Olmos para completar sus estudios formales, mientras espera que lleguen unas máquinas adquiridas con ayuda del Estado para poder dedicarse a la costura.

Se la ve feliz, contenta y con mucha expectativa por esta nueva vida lejos del trabajo en la calle.

 

El caso

El 29 de abril pasado, un grupo de mujeres de la Asamblea local decidieron realizar una denuncia para dar con el paradero de Yamilé, de quien no se sabía nada desde diciembre de 2017.

Gracias al motor de búsqueda que se activó pudieron dar con su paradero. Estaba en Mar del Plata, de donde es oriunda, sana y salva. Recién ahora se conocer los detalles de aquel episodio que mantuvo en vilo a sus amigas y entorno cercano.

 

 

Print Friendly, PDF & Email