La falta de uso del viejo Pasteur castigó al comercio de la zona

Luján con uno de los trabajadores del local de Mendoza y Pasteur. En este caso las ventas no cayeron notablemente, pero ella contó que se vieron perjudicados en otro sentido

Esperan que el Gobierno le dé un destino a la sede y confirmaron que el movimiento dista mucho de ser el que fue

Luján con uno de los trabajadores del local de Mendoza y Pasteur. En este caso las ventas no cayeron  notablemente, pero ella contó que se vieron perjudicados en otro sentido
Luján con uno de los trabajadores del local de Mendoza y Pasteur. En este caso las ventas no cayeron notablemente, pero ella contó que se vieron perjudicados en otro sentido

Hace casi un año, cuando comenzaron a funcionar las instalaciones del nuevo Hospital Regional Pasteur en la avenida Larrabure, el movimiento ciudadano de esta zona cambió radicalmente.

Antes era un constante ir y venir de automóviles, ambulancias, taxis, motocicletas y peatones. Hoy parece otro mundo.

Por ejemplo, ayer a las 12 del mediodía ya estaba cerrado el quiosco de diarios y revistas y el quiosco bar de Mendoza y Porfirio Seppey, mientras que se aprestaba a hacer lo mismo la farmacia del sector. Signos de la escasez de tráfico.

Zulma, propietaria de un maxiquiosco que se vio castigado por el cierre del centro  asistencial. Para amortiguar el impacto le anexó una tienda
Zulma, propietaria de un maxiquiosco que se vio castigado por el cierre del centro
asistencial. Para amortiguar el impacto le anexó una tienda

Luján es dueña de una carnicería y verdulería ubicada en Mendoza y Pasteur. “A nosotros las ventas no nos cayeron tanto, pero a otros sí. Por ejemplo, en la despensa, porque la gente que venía al Hospital tenía cuenta allí”, dijo al conversar con EL DIARIO.

Pese a que particularmente las ventas no se resintieron notablemente, confesó que han sido perjudicados en otros sentidos: “La calle quedó muy desprotegida y nos han entrado a robar. Antes había otro movimiento”, expresó.

Además, sostuvo que el viejo edificio del Pasteur “es un desastre” y pidió que se lo mantenga como corresponde.

Zulma es dueña desde hace dos años de un maxiquiosco situado sobre Mendoza, frente al añejo edificio del nosocomio.

Junto a su empleado Carlos coincidieron en que “las ventas bajaron muchísimo”.

En la farmacia situada frente al edificio donde funcionó el centro de salud la situación es muy diferente a la que se presentaba en épocas del Pasteur
En la farmacia situada frente al edificio donde funcionó el centro de salud la situación es muy diferente a la que se presentaba en épocas del Pasteur

El trabajador exhibió un nuevo costado del local, el de las prendas de vestir. “Pusimos una tienda para meterle otra onda”, explicó. La caída en los niveles de comercialización derivó en la necesidad de incorporar otros atractivos en busca de clientes.

Como Luján, Carlos también pidió que brinden un destino a la sede en donde funcionó el centro asistencial. “Es una lástima su abandono. Se está deteriorando. Ojalá pongan algo”, declaró.

Desde la farmacia Dominici también coincidieron en el diagnóstico de la situación. “Las ventas disminuyeron muchísimo”, confirmó Maricel.

Contó que si bien el barrio Lamadrid y los que lo limitan “nos acompañan, no es lo mismo, porque antes había todo otro movimiento”.

Deseó que se abra alguna dependencia. “Ojalá que pongan algo, que no esté vacío, que haya movimiento”, dijo. En ese contexto contó que anteayer cortaron el césped en el predio del viejo Pasteur.

La calle Mendoza siempre tuvo un tráfico constante y los comercios del sector quedaron atados a la circulación del Hospital. Hoy, sin él, el tránsito disminuyó drásticamente
La calle Mendoza siempre tuvo un tráfico constante y los comercios del sector quedaron atados a la circulación del Hospital. Hoy, sin él, el tránsito disminuyó drásticamente

Mientras, la parada de taxis también evidencia cómo se revirtió el tráfico de antaño. “No pasa nada, no es nada que ver a lo que era esto”, ilustró el único trabajador que se encontraba en la parada de este sistema de transporte.

La calle Mendoza es una vía muy utilizada para ir y venir del casco céntrico a barrios como el San Martín o Malvinas Argentinas, pero no son muchos los que hacen un parate para comprar en estos comercios que particularmente vivían del movimiento que deparaba el Pasteur.

La esperanza está puesta en que los gobernantes den un destino de uso al añejo edificio y que esa zona vuelva a tener vida propia.

Print Friendly, PDF & Email