Taxis piden la bajada de bandera a $22

La reunión se extendió por más de una hora

Aunque aseguraron que no le “pusieron números” al aumento, hicieron referencia a que ése es el valor en ciudades comparables con Villa María

La reunión se extendió por más de una hora
La reunión se extendió por más de una hora

Representantes de la Cámara de Taxis fueron recibidos ayer por miembros de ambas bancadas del Concejo Deliberante. La audiencia, que inicialmente estaba pactada para la semana pasada y se postergó por el fallecimiento del titular del Ente de Desarrollo Productivo, Javier Suppo, tuvo lugar en el auditorio Eva Perón y se extendió por más de una hora.

A la salida de la reunión, la vocera de la Asociación Civil de Permisionarios, Adriana Calvi, contó que le presentaron a los ediles una planilla de costos de mantenimiento de un taxi, y que solicitaron la intervención del cuerpo para lograr una baja en el precio del GNC y en las cargas municipales.

Por otra parte, aseguró que aunque “no le pusieron números al aumento de tarifa”, hicieron referencia a que en ciudades como Río Cuarto, Córdoba y Rosario, la bajada de bandera cuesta 22 pesos.

Si bien Calvi remarcó que en esta primera reunión no solicitaron un incremento de la tarifa con una cifra explícita, el presidente del Concejo Deliberante, José Carignano, puntualizó que las pretensiones de la Cámara fueron de un 47% de aumento (ver “han requerido un ajuste”).

 

Complicado

“Presentamos una planilla de costos para que el Concejo sepa cómo son hoy, porque está bastante complicado. El gas aumentó un 90% desde el año pasado hasta ahora, los costos se han ido por las nubes, repuestos, mano de obra, todo ha aumentado terriblemente desde noviembre, cuando tuvimos el último aumento de tarifa. El dólar se devaluó y muchos repuestos vienen de Brasil, por lo que tenemos un problema serio con eso, además la mano de obra va atada a los repuestos, todo junto es un combo que se hace muy complicado”, explicó Calvi.

“Solicitamos si el municipio nos puede ayudar con un subsidio en dos aspectos, uno es en el costo del GNG y el otro es en bajar los gastos municipales, que son patentes, GPRS, desinfección, es decir que mientras el auto esté en funciones de taxi se puedan subsidiar o bien no cobrar esos gastos para que el aumento de tarifa no repercuta tanto en el público”, señaló.

“Para ver si se logra el subsidio al GNC deberían sentarse a dialogar concejales o municipio con los estacioneros para llegar a un acuerdo con las estaciones de servicio”, consideró Calvi.

“Nosotros como Cámara hace mucho que estamos tratando de llegar a un acuerdo y no hemos tenido respuesta positiva”, indicó. En este sentido, y como un ejemplo de solución para este tema, agregó que en las estaciones de servicio de Río Cuarto hay un surtidor especial para taxis, con tarifa diferenciada.

 

Una referencia

“No le pusimos números al aumento de la tarifa, pero hicimos referencia a que en la ciudad de Río Cuarto, que es la más comparable con Villa María, la bajada de bandera está en 22 pesos, lo mismo que en Córdoba y Rosario”, subrayó Calvi.

“Los concejales no están fuera de la realidad nacional y saben que los costos han aumentado muchísimo, por lo que en la reunión hemos encontrado muy buena predisposición al diálogo y a que lleguemos a un acuerdo”, destacó la vocera de la Cámara. “Quedamos en que mañana se reunirán los dos bloques para tratarlo y luego nos avisarán cuándo nos volvemos a reunir, en ese momento empezaríamos a hablar de un aumento de tarifa, cuánto, cómo y de qué forma”, precisó.

 

Print Friendly, PDF & Email