Un adiós marcado por el espíritu solidario

Con una importante concurrencia, el viernes último la Liga de Baby tuvo su gran fiesta con la despedida a los chicos de la clase 2003. Se destacó a San Martín como club del año y se distinguió a la mamá de El Santo, Silvana Macario, quien gestó una acción solidaria

P2 F1 Semillero va
Directivos, padres y jugadores de San Martín celebraron con euforia haber sido elegidos como el club del año 2015

Agasajo y solidaridad congeniaron el último viernes en lo que fue una nueva edición de la especial fiesta anual del baby fútbol y en lo que empezó a marcar lo que será la recta final de los chicos de la clase 2003 en el fútbol infantil.

Con una excelente concurrencia, el salón de fiestas del “Prado” Español fue escenario una vez más del “homenaje” a todos estos chicos que brindaron todas sus cualidades a una esta etapa que, en el paso del tiempo, resultará inolvidable.

Con la conducción y animación de Gustavo Caroni, la fiesta de principio a fin sostuvo su ribete emocional a medida que uno a uno los chicos subían al escenario a recibir sus respectivos pergaminos que reflejó su paso por el baby; entremedio, en tanto, no faltaron las voces de las principales autoridades y los premios generales que también se brindan en el evento más importante que cuenta dicha liga.

De igual manera, después de escuchar las voces de los mayores, llegó lo más esperado surgió cerca de la medianoche cuando llegó el llamado al primer club a recibir las distinciones y fue San Martín el que inauguró dicho rubro, seguido por Barrio Industrial, Gimnasia, Española, y el resto de los clubes, con algunos impasses entremedio.

Voces

El evento, en tanto, tuvo su prólogo con las palabras que brindó el intendente saliente, Eduardo Accastello, quien se arrimó a la fiesta a “despedirse” de la familia del baby. El titular del Ejecutivo, acompañado en el escenario por otros actores políticos que estuvieron en el evento como José Escamilla, Mauro Beltrami y la legisladora Graciela Sánchez, resaltó la función social de la Liga: “Quiero felicitar a todas las comisiones directivas de los clubes y de la institución porque hacen un trabajo de integración humana ejemplar”.

A continuación, recalcó el acompañamiento del municipio a los clubes como El Santo (“se le otorgó un terreno para realizar la cancha”), Barrio Industrial (“se extendió por 15 años” el sector donde está su cancha) y a la propia entidad que nuclea la actividad con la ayuda para la construcción del Salón de Usos Múltiples (SUM). “Y seguiremos ayudando para que los chicos puedan seguir haciendo deporte y vivir bien. Hacer deporte es realizar cultura de vida”, remarcó, y cerró con un “feliz día a todas las mamás”, tras sacarse una enorme “selfie” con todos los niños de la fiesta.

Por su parte, a continuación se expresó ante los presente el presidente de la Liga, César Martellono, quien acompañado por el resto de la Comisión Directiva, recalcó la masiva concurrencia de los chicos y ejemplificó “cuando se despidió la 96 sólo había 69; hoy contamos con 204 chicos” a través de la iniciativa que los chicos no pagan su tarjeta.

Y también le brindó un mensaje “paternal” a los niños presentes: “Aléjense de las esquinas, elijan el estudio y nunca dejen de hacer deporte, sea cual sea, porque un chico cansado duerme tranquilo de noche”.

Además, recordó a su amigo y excolega, Víctor Ceballos, destacando una anécdota: “El año pasado me dijo que la fiesta iba a ser un 16 de octubre, el día de su cumpleaños, y así fue”.

Pensar en el otro

A su vez, como personalidad “destacada”, se distinguió a una madre que pertenece a El Santo, pero que se transformó en la mamá del baby a través de una gesta solidaria de la que llevó adelante después de una idea de su hijo y que fue acompañada por otros niños y clubes del baby.

Hablamos de Silvana Macario, quien fue premiada después de que gestara una recolección de botines para aquellos niños que no tenían uno. Ella misma, al subir al escenario, explicó que “todo nació por mi hijo Felipe, quien se dio cuenta de que había chicos que no tenían botines y empezó todo. Se sumó un curso, empezó el sueño, se unió otro clubes” y así se realizó la campaña solidaria bajo el lema “los botines usados no se venden en trato hecho, sino que se le brindan a otro chico”.

Sumado a ello, anticipó que en la primera semana de noviembre los chicos de quinto año del Colegio Nacional realizaron un campeonato de fútbol y lo recaudado será dividido entre los clubes El Santo y Deportivo América, para la compra del alambrado olímpico para sus canchas.

“San Martín, San Martín”…

Y, en otro foco central que tuvo la fiesta, se desarrolló nuevamente la distinción a los clubes del año, elegidos por los propios delegados y el ganador de 2015 resultó el Club San Martín que, apenas se lo nombró como el ganador, explotó de emoción.

Escoltando al tradicional club del baby fútbol, quedaron Sportivo Playosa (segundo) y Sarmiento (tercero).

A su vez, Enrique “Rudy” Martínez se quedó por tercera vez en cuatro años con el pergamino de “técnico del año”.

La fiesta, por último, contó también con las autoridades de la liga de baby de San Francisco, quienes les entregaron una plaqueta a sus pares locales, y el cierre fue con la tradicional foto de SEMILLERO.

Todos los clubes:

Print Friendly, PDF & Email