Un estreno exitoso

Vaglio celebra el gol de la victoria junto a Maximiliano Demarchi. Rivadavia se anotó ayer su primer triunfo en el certamen

En el debut de Christian Romero, Rivadavia venció 1 a 0 de local a San Lorenzo de Las Perdices y logró su primera victoria en el torneo. Vaglio, apenas iniciado el juego, anotó el gol del partido. Fue la primera derrota del “Santo”

Escribe Alexis Zegatti

Vaglio celebra el gol de la victoria junto a Maximiliano Demarchi. Rivadavia se anotó ayer su primer triunfo en el certamen
Vaglio celebra el gol de la victoria junto a Maximiliano Demarchi. Rivadavia se anotó ayer su primer triunfo en el certamen

Con el estreno de un nuevo entrenador, Christian Romero, Rivadavia consiguió su primera victoria del torneo para comenzar segunda ronda con el “pie derecho” y dejó sin invicto a San Lorenzo de Las Perdices, que ahora comparte la punta de la Zona Sur con Atlético Ticino.

Con una marcada intensidad y con un libreto distinto comenzaron los jugadores del “Verde” esta nueva etapa. Presión alta y toques cortos es lo que mostraron en el primer cuarto de hora, donde fue todo del local, sorprendiendo a los de “Pereno”.

A los 5 m tuvo la primera Daniel Vaglio, tras un despeje corto de Giraudo, pero el remate se fue por arriba. En la siguiente, Vicenti de tiro libre hizo lucir al “Mono”, quien se esforzó para sacar el balón con destino de gol.

Y, a los 8 minutos, Rivadavia salió desde el fondo, sacó un gran pase para la aparición de Salvatelli por izquierda y éste envió un centro preciso para “Pichón” Vaglio quien, en soledad, cabeceó perfecto al palo más lejano del uno que nada puedo hacer: 1 a 0.

Con el golpe del gol, el “Santo” tuvo su primera opción a los 18 m cuando Bolatti entró a pura gambeta al área y tocó para Moyano, que remató alto. A los 32 m una buena presión en la salida de la visita permitió a Vaglio robar el balón, habilitó a Javier Demarchi que no pudo controlar el esférico, y el peligro se diluyó.

En la siguiente, pelotazo desde el fondo a las espaldas de Matías Silva y Sassia, apareció otra vez el ex-Yrigoyen que definió por arriba de Giraudo y se fue afuera. Rivadavia desaprovechaba opciones y San Lorenzo reaccionó sobre el final de la primera parte, y pudo empatar de haber estado más fino en los últimos metros.

Primero Bolatti remató alto, luego Mancilla se lo perdió abajo del arco y posteriormente Berterame (tras una guapeada) quedó cara a cara con Simón y definió por arriba, pero el balón terminó en las manos del uno.

En la segunda parte, la intensidad del local bajó, empezó a ceder terreno y a perder tenencia del esférico, permitiendo que el equipo perdiceño se adelantara en el campo de juego y, sin demasiadas ideas, busque la igualdad.

A los 5’ una contra agarró mal parada a la defensa “verde”, la pelota le cayó a Jonatan Silva y éste definió imperfecto ante un Simón que salió mal a intentar complicar la definición del goleador. Posteriormente Moyano recibió en pelotazo y tras el control definió alto.

San Lorenzo tenía el balón, ganó terreno y apostaba a los pelotazos al área rival para llegar a la paridad. Ante esto, se desprotegía atrás y Vaglio se relamía. Es que los espacios eran muchos, y a los 24 m Vicenti envió una pelota cruzada para el nueve del “Verde”, pero la buena marca de Velasco y Silva le impidieron concretar.

Con los caminos cerrados, Velasco probó desde lejos ante un arquero adelantado y su remate se fue cerca. Luego Silva definió afuera cuando estaba de cara al uno del local que, sobre la media hora, le sacó un tiro libre del ángulo a Velasco.

Los últimos minutos fueron de mucha intensidad, errores y lamentos. Es que Simón le sacó el gol al ingresado Branco Rojas, que conectó un centro de Ellena. Luego Vaglio se lo perdió ante Giraudo cuando el arquero ya estaba en el suelo y con su pie salvó su valla.

El partido se jugó hasta los 55 minutos. Rivadavia aguantó el aluvión de un San Lorenzo que, más allá de sus intentos desprolijos, llenó el área de pelotazos que no logró darles el destino indicado.

Finalmente, después de otro extenso tiempo recuperado de Pereyra (ya venía de dar una gran cantidad de minutos en la primera fecha entre Colón y Juventud), llegó el pitazo final para el desahogo del “Verde” que mantuvo una de las tantas “vaticinios” del fútbol: “Técnico que debuta, gana”.

 

La figura: DANIEL VAGLIO

Gran partido del goleador, quien, además de anotar el único gol del partido, fue una preocupación constante para la defensa rival. Se perdió varios goles cara a cara con el “Mono”.

 

El árbitro: WALTER PEREYRA

Regular arbitraje. Adicionó casi 10 minutos más de juego. Comenzó de mayor a menor. El partido tenía lugar para que mostrará alguna tarjeta más.

Print Friendly, PDF & Email