Un niño y un trabajador fallecieron en accidentes

Dos accidentes enlutaron las localidades de Oliva y Luque en las últimas horas, dejando como saldo dos víctimas fatales: en un caso, un niño de muy corta edad y, en el otro, un obrero que se encontraba realizando sus tareas habituales.

Ahogado en Oliva

Pasadas las 20 del jueves, un niño de corta edad murió ahogado en una pileta emplazada al ras del piso en su domicilio de la ciudad de Oliva, informaron fuentes policiales.

El luctuoso episodio tuvo lugar en una casa de la calle Lingua al 400 de aquella población, en circunstancias que están siendo investigadas.

No obstante, el comisario Daniel Flores indicó que “aparentemente, el hecho tuvo lugar por un descuido de pocos minutos de los padres”, ya que mientras atendían a sus otros hijos, el pequeño salió al patio y cayó a una pileta de 4 por 2 metros y “falleció por ahogamiento. Si bien el padre, que conoce de estas cosas, intentó reanimarlo en primer lugar y luego fue trasladado a un centro de salud, lamentablemente no pudieron salvarle la vida”.

Aplastado en Luque

Por otra parte, un trabajador de 55 años, identificado como Juan Carlos Aimar, perdió la vida casi en el acto al ser aplastado por un portón de metal, pesado, cuando realizaba sus tareas habituales en el Parque Industrial de la localidad de Luque. El trágico accidente ocurrió alrededor de las 5 de ayer en la empresa Hormicoop, donde Aimar elaboraba postes de cemento, cuando, por razones que se investigan, se desplomó sobre su humanidad el portón y lo aplastó. Aunque fue asistido en el lugar, falleció de manera casi instantánea.

Print Friendly, PDF & Email