Una santa

Natalia Oreiro en la piel de “Gilda”
Natalia Oreiro en la piel de “Gilda”
Natalia Oreiro en la piel de “Gilda”

Gilda

Mirian Alejandra Bianchi era una madre treintañera, casada, con dos hijos y maestra jardinera; toda una vida en avanzado estado de seguridad, que de pronto se propuso alcanzar un sueño: ser cantante tropical o específicamente de cumbia, y allí empezó otro camino más sinuoso, ya que por entonces las voluptuosas Lía Crucet o Gladis la Bomba Tucumana daban con la imagen del momento. Con el nombre artístico de Gilda largó su carrera meteórica y en pleno punto de un éxito masivo, ella, su madre, uno de sus hijos y algunos de sus músicos perdieron la vida en un accidente vial el 7 de septiembre de 1996 en Ceibas, Entre Ríos. A partir de allí, la entronización, el mito, sus discos, el recuerdo y hoy, la película de la mano de la directora Lorena Muñoz y el protagónico de Natalia Oreiro contado en tono de drama, “biopic” y musical.

 

La bruja de Blair

Secuela directa del “Proyecto Blair Witch” (1999), que tenía como premisa que la filmación estaba hecha con una cámara familiar, con bajo costo y actores desconocidos, para darle mayor veracidad. Dirigida por Adam Wingard, la película sigue a un grupo de estudiantes universitarios que se aventuran en Black Hills Forest para descubrir los misterios que rodean la desaparición de las hermanas de James Heather, ocurrido en 1994, que muchos creen que está conectado a la leyenda de la bruja de Blair.

 

Espacio INCAA

Hoy a las 21.30 se exhibirá en el Espacio INCAA (Sabattini 200), el documental «Salgán & Salgán» (2015, 86 minutos), de Caroline Neal, que es un retrato íntimo de la relación entre Horacio Salgán y su hijo César.

El domingo a las 18.30 será el turno de «Buscando a Dory 3D» y a las 21.30 «Permitidos» de Ariel Winograd. Entradas generales a $30, jubilados, pensionados y estudiantes a $15.

 

Print Friendly, PDF & Email