Vecinos de Oliva condenados por un robo calificado y otros delitos

Humberto Mollo observa a su defensor, Juan Rusconi. Junto a ellos el abogado Antonio Alarcos (a la izquierda) y un agente del Servicio Penitenciario

Se trata de Humberto Mollo, Carlos Rodríguez y Miguel Heredia, quienes recibieron penas de tres años de prisión y quedaron a un paso de obtener la “libertad condicional”. La víctima de todos los hechos fue la exconcubina del primero

Humberto Mollo observa a su defensor, Juan Rusconi. Junto a ellos el abogado Antonio Alarcos (a la izquierda) y un agente del Servicio Penitenciario
Humberto Mollo observa a su defensor, Juan Rusconi. Junto a ellos el abogado Antonio Alarcos (a la izquierda) y un agente del Servicio Penitenciario

A requerimiento del fiscal de Cámara, como consecuencia de un acuerdo previo con los abogados defensores, el juez René Gandarillas condenó ayer a tres hombres oriundos de la ciudad de Oliva implicados en un asalto a mano arma y en una serie de hechos de violencia familiar.

Humberto Darío Mollo (40), Carlos Gabriel Rodríguez (41) y Miguel Alejandro Heredia (38) recibieron penas de tres años de prisión efectiva, pero como están detenidos desde hace 11 meses, quedaron en situación legal de alcanzar la “libertad condicional” en los próximos días.

Todos los delitos por los que fueron juzgados y condenados se produjeron en Oliva y tuvieron como víctima a la exconcubina de Mollo, Guadalupe del Valle Schiaverano, aunque en diferentes circunstancias.

Rodríguez y Heredia fueron declarados coautores penalmente responsables de “robo calificado por uso de arma de fuego de utilería, agravado por escalamiento y por la presencia de un menor”.

En tanto, quien había sido pareja de Schiaverano fue hallado culpable de “lesiones leves calificadas”, “daño reiterado”, “amenazas”, “desobediencia a la autoridad” y “resistencia a la autoridad”.

En rigor de verdad, Mollo también estaba acusado de ser el autor intelectual del asalto que damnificó a su exconcubina, pero como no se pudo probar que efectivamente haya mandado a sus amigos a cometer el hecho, fue absuelto en relación a ese delito.

 

Rodríguez (izquierda) y Heredia fueron condenados por el asalto
Rodríguez (izquierda) y Heredia fueron condenados por el asalto

El otro asaltante

Un cuatro implicado en el violento atraco sufrido por Schiaverano, que debía presentarse ayer en la Cámara del Crimen de Villa María, no concurrió a la cita por lo que la Justicia ordenó su detención.

Se trata de Dante Emanuel Alvarez (18), quien está acusado de haber participado en el asalto junto a Rodríguez y Heredia. Pero como al momento del hecho tenía 17 años, conservó el estado de libertad. Incluso si en la víspera se lo declaraba culpable, no le habrían impuesto pena alguna por su condición de menor.

De todos modos, en la sentencia el juez Gandarillas dispuso girar los antecedentes de Alvarez al Juzgado de Niñez, Juventud, Violencia Familiar y Penal Juvenil para que se resuelva sobre su situación procesal.

La causa que involucra a los olivenses registraba cinco hechos: cuatro de ellos fueron cometidos por Mollo en contra de su exmujer, mientras que el restante fue el asalto perpetrado por Rodríguez, Heredia y el prófugo Alvarez en la casa de Schiaverano.

Los episodios de violencia familiar protagonizados por Mollo se produjeron los días 21 y 23 de noviembre de 2013 (este último día, en dos ocasiones) y el 3 de diciembre de 2014. Todos los sucesos se produjeron en Oliva y la víctima fue siempre su expareja.

 

Francisco Márquez, fiscal de la Cámara del Crimen de Villa María
Francisco Márquez, fiscal de la Cámara del Crimen de Villa María

Un arma de juguete

En tanto, el 2 de diciembre del año pasado, alrededor de las 3.15 de la madrugada, Rodríguez, Alvarez y Heredia llegaron hasta la casa de Schiavarano a bordo de un Fiat Duna.

Heredia se quedó afuera, al volante del rodado, mientras que Rodríguez y Alvarez saltaron una tapia de casi tres metros de altura e ingresaron a la vivienda por un balcón de la planta alta.

Portando una pistola de plástico, réplica de las famosas Smith & Wesson calibre 9 milímetros, sorprendieron a la mujer, quien se encontraba durmiendo, y le aplicaron varios golpes en distintas partes del cuerpo.

En el inmueble también se encontraba Lara Mollo (15), hija de Schiaverano y del ahora condenado, quien logró escapar para pedir ayuda. Sus gritos fueron escuchados por su tío Emiliano Schiaverano, quien vive a la par.

El hermano de la mujer golpeada acudió presuroso y arremetió contra los delincuentes arrojándole un ladrillazo que dio de lleno en la humanidad de Rodríguez. El ladrón quedó semiinconsciente y, así, pudo ser reducido por los vecinos hasta que llegó la Policía.

En poder de Rodríguez se halló un celular que había en la casa. El menor, en tanto, pudo ganar la calle, subió al Duna y escapó con Heredia por la ruta 9 vieja hacia James Craik.

Sin embargo, los delincuentes fueron interceptados por la Policía antes de llegar a la vecina localidad.

Cabe señalar que Mollo fue detenido una semana después del violento asalto.

Además del juez Gandarillas, intervinieron en la audiencia de debate el fiscal Francisco Márquez y los abogados Antonio Alarcos (defendió a Rodríguez) y Juan Antonio Rusconi (asistió a Mollo y Heredia), mientras que el secretario actuante fue Guillermo Picco.

Print Friendly, PDF & Email