Volvieron a pedir que los quioscos no puedan vender medicamentos

Integrantes del Colegio de Farmacéuticos y de la Cámara de Farmacia se reunieron con el intendente Martín Gill y con el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; también participó la edil Mónica Lazos. Desde el Ejecutivo consideran que debe abrirse el debate

Lo prohíben leyes vigentes, pero en la ciudad nada los limita. Desde el sector también hablaron sobre las distancias entre una farmacia y la otra y de generar impulsos para la radicación de locales de ese rubro donde no hay

Integrantes del Colegio de Farmacéuticos y de la Cámara de Farmacia se reunieron con el intendente Martín Gill y con el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; también participó la edil Mónica Lazos. Desde el Ejecutivo consideran que debe abrirse el debate
Integrantes del Colegio de Farmacéuticos y de la Cámara de Farmacia se reunieron con el intendente Martín Gill y con el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz; también participó la edil Mónica Lazos. Desde el Ejecutivo consideran que debe abrirse el debate

Farmacias ubicadas a cierta distancia una de la otra, impulso de instalación de estos locales en lugares donde no hay y la prohibición a quioscos, estaciones de servicios y despensas para la venta de medicamentos fueron los temas que se tocaron en una reunión del Colegio de Farmacéuticos y la Cámara de Farmacia de Córdoba y la ciudad con el intendente Martín Gill.

“Nos plantearon la posibilidad de limitar la venta de medicamentos fuera de los lugares habilitados, es decir, que no se vendan fuera de farmacias”, dijo a EL DIARIO el jefe de Gabinete de la Municipalidad, Héctor Muñoz, también presente en el encuentro.

Apuntó que esto se funda en una ley nacional y otra provincial que dice que los medicamentos, aun de venta libre, sólo pueden ser dispensados en farmacias habilitadas. “La pretensión es adherir a las mismas”, dijo el funcionario.

“Están en desacuerdo con que se venda en quioscos, estaciones de servicios y negocios similares”, remarcó. Ante la consulta periodística, confirmó que en la actualidad no hay nada en Villa María que limite este expendio en esos puntos y, de hecho, uno puede conseguir una aspirina en cualquiera de esos comercios.

Recordó que es un tema que ya se ha discutido años atrás y añadió que en la ciudad de Córdoba ya no se puede encontrar esos productos en quioscos. “En lo personal, considero que deberíamos tomar una medida en ese sentido”, opinó.

Muñoz, además, advirtió que los quioscos no pueden comprar a droguerías, que “sólo les venden a las farmacias, entonces es muy difícil el control de la calidad y la legitimidad de lo que se vende”.

Ante la pregunta de este diario, dijo que desde las farmacias la fundamentación está dada en la cuestión sanitaria, que “tiene que ver con los controles y el cumplimiento de una ley nacional y otra provincial”. “No han hablado del tema económico, pero uno puede imaginar que hay una competencia desleal porque los únicos habilitados para la venta deberían ser ellos, a la par de que el quiosquero no asume ninguna responsabilidad”, manifestó.

“Desde el Ejecutivo consideramos que es un tema que habría que abordar, tiene más cosas a favor que en contra. Nos parece prudente que, por lo menos, se empiece a debatir”, evaluó.

En cuanto a la ubicación de los comercios del rubro, Muñoz indicó que también dieron su fundamento desde la sanidad.

“Plantearon que para acceder a los medicamentos sería interesante que la localización de las farmacias tenga una distancia de por lo menos 300 metros entre una y otra”, por un lado, mientras que también se habló de zonas sobre las cuales el municipio “podría evaluar una rebaja o exención impositiva para favorecer la localización de las mismas en dichos lugares”. El jefe de Gabinete habló de sectores como los nuevos barrios o zonas que, “por las características de la población o la distancia existente”, debería impulsarse la radicación de estos emprendimientos.

 

Print Friendly, PDF & Email