Y un día, Jockey volvió al triunfo

Jockey sufrió en el final, pero sumó un triunfo muy valioso
Jockey sufrió en el final, pero sumó un triunfo muy valioso
Jockey sufrió en el final, pero sumó un triunfo muy valioso

Escribe: Rodolfo Larose

Jockey Club de Villa María derrotó de manera ajustada a Universitario de Córdoba por 38 a 33 y de esta manera cortó una racha de cinco caídas en fila, al disputarse una nueva fecha, la penúltima, del Súper 8, Torneo Rubén Gigli. La fecha, además determinó que Tala RC, Urú Curé, La Tablada y Córdoba Athletic sean los cuatro semifinalistas del torneo.

Faltando una sola fecha para el final de la segunda fase y con el regreso de algunos jugadores importantes para la escuadra local, el “Hípico” consiguió un triunfo que le permite soñar con la clasificación (Córdoba Athletic le dio una mano al vencer al Jockey de Córdoba) para los torneos nacionales del próximo año.

 

Primer tiempo en sintonía “verde”

En una tarde soleada y con escaso marco de público, Jockey de Villa María y Universitario se encontraron en la cancha del “Verde” en un duelo de necesitados.

Ambas escuadras estaban tan necesitadas que demostraron a lo largo de los 80 minutos por qué están en los últimos lugares de la tabla.

Ya en el primer tiempo, desde el arranque, el local impuso condiciones. A los cinco minutos, luego de un scrum incontrolable, el árbitro Martín Pettina sancionó try penal para los dueños de casa. Tan sólo siete minutos más tarde un nuevo scrum favorable le permitió a Mignola aterrizar en el ingoal “estudioso”.

Promediando la primera etapa, Facundo Boaglio (volvía luego de una lesión) aportó un penal y más tarde Fruttero corrió varios metros para volver a “facturar” y dejar las cosas 22 a 0. Todo parecía indicar que se venía una goleada importante, pero el local bajó el ritmo y la permitió a la visita descontar a través de un try de Bastias que convirtió Vaccari y de esta manera se cerró el primer tiempo, 22 a 7 para el “Hípico”.

 

Reacción “estudiosa” que no alcanzó

Nadie podía presagiar que el segundo tiempo iba a ser adverso para el local y mucho menos cuando a los dos minutos de ese periodo Fernando Boaglio marcó un nuevo try.

Pero así fue. De a poco, la visita empezó a reaccionar y estuvo muy cerca de llevarse una victoria de Villa María, aunque el Jockey no lo dejó.

A los 10 minutos González achicó las diferencias con un try, pero nuevamente Facundo Boaglio (de buen partido) la estiró con dos penales. Faltando 10 minutos para el final, el local se quedó con dos hombres menos por indisciplina (amarillas para Mignola y Colusso) y Universitario se lo hizo pagar muy caro, le marcó tres tries.

El primero en aterrizar en zona prometida “verde” fue Díaz, le siguió Tufi y en la última jugada Trouet volvió a decir “presente” en el score para la visita. Durante esos minutos de zozobra, Facundo Boaglio sumó un nuevo penal.

Dio la impresión de que si se jugaban cinco minutos más la victoria podía quedar en manos de Universitario, pero esto no sucedió y Jockey cortó una racha de cinco derrotas de manera consecutiva. Necesaria, ansiada, sufrida y festejada. Así fue la victoria para los hombres de verde. Porque no fue un triunfo más. Es el que le permite ir a la capital el próximo sábado para jugar mano a mano frente a su homónimo por el sexto lugar de la tabla, pensando en los torneos nacionales del próximo año.

No le sobró nada. Con buen volumen de juego por momentos y falto de reacción en otros cuando la visita se venía con todo. El análisis del partido quedará puertas adentro, pero la estadística indica que Jockey Club ganó y mantiene las chances de pelear por cosas importantes.

Print Friendly, PDF & Email