Yanila Ríos declaró ante el fiscal y complicó seriamente a su exnovio

Visiblemente conmovida y con lágrimas en los ojos, Yanila no pudo hablar con los periodistas

Compareció durante más de dos horas en relación a la brutal golpiza que le propinó Diego Fantino, arquero de Atlético Ticino, quien será indagado hoy o mañana. Al retirarse, acompañada por su padre, la víctima sufrió una descompostura

Visiblemente conmovida y con lágrimas en los ojos, Yanila no pudo hablar con los periodistas
Visiblemente conmovida y con lágrimas en los ojos, Yanila no pudo hablar con los periodistas

La joven que denunció al futbolista Diego Oscar Fantino (35) por una serie de agresiones físicas que le ocasionaron graves heridas, declaró ayer extensamente en la Fiscalía de Instrucción del Tercer Turno y comprometió la situación procesal del acusado.

Luego de exponer por espacio de casi dos horas y media ante el fiscal René Bosio y en momentos que salía de Tribunales acompañada por su padre, Yanila Macarena Ríos (26) sufrió una crisis de llanto que derivó en un leve desmayo, por lo que debió ser asistida en el hall de entrada.

Unos minutos antes, en el mismo acceso al Palacio de Justicia, el funcionario improvisó una conferencia de prensa en la que reveló que Yanila contó “pormenores de todo lo que sucedió, tanto el día del hecho como algunas circunstancias anteriores (con otras parejas) en las que también hubo situaciones violentas”.

El fiscal Bosio dijo que Fantino “tendría antecedentes”, aunque admitió que “tenemos que chequearlo bien”.

Con respecto al episodio denunciado por Ríos, el instructor de la causa refirió que está investigando “otras agresiones” que habría sufrido la joven domiciliada en Ticino, anteriores a la golpiza que derivó en la detención del futbolista, el domingo por la tarde.

“La chica está muy golpeada y por lo tanto vamos a seguir su evolución en los próximos días para determinar si las lesiones quedan como graves o si se califican de otra manera”, precisó Bosio.

Cabe recordar que Fantino está imputado como supuesto autor de “lesiones graves calificadas”, “privación ilegítima de la libertad calificada” y “daño”, y sería indagado hoy o mañana.

Respecto de los hechos de violencia, el fiscal dijo que el futbolista “empezó a golpearla en el departamento (donde ella vive, en Ticino); después la subió a su auto (un Chevrolet Cruze, que fue secuestrado), donde volvió a golpearla y ella perdió el conocimiento”.

“Esa fue más o menos la mecánica de lo que sucedió y hay una serie de detalles y pormenores que son materia de investigación y que tenemos que chequear”, explicó Bosio, quien reiteró que la joven “está muy mal porque vivió una situación muy difícil”.

Al respecto, dijo que puso a disposición de Ríos “todos los equipos técnicos” con los que cuenta la Justicia de Villa María, “para cualquier ayuda que ella necesite desde el punto de vista psicológico”.

 

Llanto y desmayo

Minutos antes de las 13.30, cuando salía de Tribunales acompañada por su padre, Daniel Ríos, Yanila se descompuso en el hall de entrada producto de la delicada situación física y emocional que le toca atravesar. Y en medio de una crisis de llanto, ni siquiera pudo pronunciar palabras ante los periodistas que aguardaban su paso por el lugar.

El que sí habló fue su papá, quien señaló que había concurrido a la Justicia “para darle solución (al problema) y que no siga sucediendo este tipo de cosas”.

Cuando se le preguntó si conocía la situación de su hija, respondió: “Algo sabíamos, pero nunca fue aceptado por ella… lo ocultaba hasta que pasó lo que pasó. Y nos enteramos a través de ella, porque nos llamó para contarnos lo que había sucedido. Cuando yo la vi, ya estaba golpeada e hicimos lo que teníamos que hacer: fuimos a la Policía a hacer la denuncia pertinente y que la Justicia se ocupe del caso”.

Daniel Ríos dijo saber que Fantino “tiene muchos antecedentes, muchas denuncias, y eso también nos va a ayudar a que el caso avance más rápido. Con lo que ella ha declarado hoy (por ayer) y todas las pruebas que tenemos, la Justicia va a llegar a buen puerto”.

Print Friendly, PDF & Email