A 19 años de su asesinato, recordaron a José Luis Cabezas

Luego de un breve discurso en homenaje a Cabezas, se entregó una ofrenda floral al pie del monolito

Reporteros gráficos, periodistas y autoridades municipales se congregaron para homenajear al fotógrafo asesinado en 1997

Luego de un breve discurso en homenaje a Cabezas, se entregó una ofrenda floral al pie del monolito
Luego de un breve discurso en homenaje a Cabezas, se entregó una ofrenda floral al pie del monolito

Ayer se realizó, como cada año, el homenaje al fotógrafo José Luis Cabezas, quien fue asesinado en enero de 1997, meses después de haber fotografiado al empresario Alfredo Yabrán en una playa de Pinamar. Al cumplirse el primer aniversario de su muerte, el Círculo Sindical de Prensa de Córdoba (Cispren) gestionó un espacio en el cual alzar un monolito en conmemoración del reportero gráfico fallecido. Desde 1998, José Luis Cabezas tiene una calle en Villa Nueva que lleva su nombre, la primera en todo el país. Allí, llegaron en los años siguientes la madre, el padre -ya fallecido- y la hermana de Cabezas.

En el acto celebrado ayer estuvieron presentes fotógrafos de este medio y de Puntal Villa María, representantes de Cispren y autoridades de la gestión del Gobierno villanovense: Adriana Allasia de Cavagnero, concejala que está ocupando el cargo de intendenta interina, y Guillermo Aiassa, tribuno de Cuentas.

Ambos coincidieron en trabajar junto al sindicato de prensa para mejorar el espacio donde se encuentra el monolito, en vista a que el próximo año se recordará el 20mo. aniversario.

Así como en Villa Nueva, los actos se realizaron en diferentes ciudades del país, entre ellas Pinamar y General Madariaga, dos lugares que tuvieron una relevancia clave en el caso Cabezas. También estaba previsto que al comienzo de la jornada del Festival de Cosquín se rindiera un homenaje al fotógrafo.

 

Cronología

Cabezas fue hallado muerto el 25 de enero de 1997 en una cava de General Madariaga, con las manos esposadas en la espalda y dos tiros en la cabeza. Se encontraba dentro de su automóvil, un Ford Fiesta, que fue incinerado.

Casi un año antes, Cabezas había logrado tomar una fotografía a Alfredo Yabrán, que ilustró un informe del periodista Gabriel Michi publicado en la Revista Noticias.

Años antes, Yabrán había declarado: “Sacarme una foto a mí es como pegarme un tiro en la frente” y de hecho, cada vez que concedía una entrevista pedía que el periodista no estuviese acompañado de un fotógrafo. Por ese tiempo, el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, había asegurado que Yabrán “era el líder de una mafia enquistada en el poder”. Por ejemplo, se sospechaba que sus empresas de transporte y logística eran utilizadas para ocultar tráfico de drogas, armas y lavado de dinero.

Luego de la muerte de Cabezas, Yabrán fue el principal investigado, así como su personal de seguridad, y finalmente se dictaminó una orden de arresto contra el empresario. El 20 de mayo de 1998, éste se suicidó con un disparo de escopeta que le desfiguró el rostro y, por lo tanto, el cadáver quedó irreconocible.

En febrero del año 2000 fueron condenados a prisión cuatro integrantes de la banda “Los Horneros”: Horacio Braga, José Auge, Sergio González y Héctor Retana. Fueron también sentenciados Gregorio Ríos -jefe de seguridad de Yabrán-, Sergio Camaratta, Aníbal Luna, Gustavo Prellezzo y Alberto Gómez, todos ellos policías bonaerenses.

Por diferentes motivos (prisión domiciliaria, reducción de pena, etcétera) ninguno de los sentenciados cumple actualmente la prisión efectiva de la condena.

Print Friendly, PDF & Email