A tres meses de ser anunciada, aún no funciona la casa del Patronato

La utilización de una vivienda como residencia de mujeres en situación de violencia fue dada a conocer horas antes de una movilización para pedir políticas de Estado de protección a la mujer

Es el inmueble que está sobre calle Carlos Pellegrini, a la vuelta del tradicional hogar de niñas. Se hacen algunas tareas de acondicionamiento

La utilización de una vivienda como residencia de mujeres en situación de violencia fue dada a conocer horas antes de una movilización para pedir políticas de Estado de protección a la mujer
La utilización de una vivienda como residencia de mujeres en situación de violencia fue dada a conocer horas antes de una movilización para pedir políticas de Estado de protección a la mujer

El viernes se cumplieron tres meses desde que el intendente Martín Gill anunció que una casa que pertenece al Patronato de la Infancia iba a ser utilizada como refugio de mujeres víctimas de la violencia machista y, hasta el momento, esto no se concretó.

Dos fuentes oficiales confirmaron ayer a EL DIARIO, ante nuestra consulta, que se desconoce cuándo comenzará a ser utilizada la vivienda que se encuentra ubicada sobre calle Carlos Pellegrini, a la vuelta del edificio donde durante muchos años residieron niñas en situación de vulnerabilidad.

Se dijo que se están realizando algunas tareas en el inmueble en pos de su acondicionamiento, aunque no hubo precisiones.

Cuando se dio a conocer la novedad, se explicó que existía gente residiendo en el lugar, pero que se estaba en la última etapa del contrato.

El anuncio no había sido casual: fue realizado horas antes de que en el país se celebraran marchas con la consigna “Ni una menos”, una bandera del reclamo por políticas de Estado que erradiquen la violencia que padecen miles de mujeres y que se brinde contención y asistencia.

La casa que se destinará a este objetivo tiene cuatro habitaciones, cocina, comedor, baños y garaje y, de acuerdo a la palabra de Gill el 2 de junio, todo estaba “en perfecto estado de conservación y uso”.

En aquella ocasión también se anticipó que las instalaciones de calle Mendoza serían readecuadas desde lo edilicio para “volver a jerarquizar desde el aspecto físico y desde el lugar de abordaje de la problemática, el Centro de Atención a la Víctima del Delito”.

Actualmente, la ciudad no cuenta con un refugio para estas problemáticas. Está en construcción desde hace varios años la Casa de Medio Camino de la Organización No Gubernamental (ONG) Vínculos en Red, en barrio La Calera.

En este contexto, hay que consignar que la semana pasada se conoció que la provincia prevé destinar un espacio del viejo edificio donde funcionó hasta hace un tiempo el Hospital Regional Pasteur para abordar diversas cuestiones vinculadas a la mujer.

Print Friendly, PDF & Email