“Al villamariense le gusta buscar en la memoria elementos que lo identifican”

Las jornadas se realizaron ayer en el Parlamento de los Niños, en el Centro Favio

 Le expresó a EL DIARIO la presidenta del Instituto Municipal de Historia. Dijo que al ciudadano en general “le gusta mirarse hacia   atrás”. Consideró que se avanza en la apertura a la diversidad

Las jornadas se realizaron ayer en el Parlamento de los Niños, en el Centro Favio
Las jornadas se realizaron ayer en el Parlamento de los Niños, en el Centro Favio

“Entiendo que tenemos memoria. Al villamariense típico le gusta buscar en la memoria los elementos que lo identifican”, sostuvo la doctora Laura Gili, presidenta del Instituto Municipal de Historia (IMH), al dialogar con EL DIARIO en un alto de las IV Jornadas de Historia y Memoria Local y Regional que se desarrollaron ayer y que fueron organizadas en conjunto con la Universidad Nacional de Villa María (UNVM).

Esa declaración se dio cuando se le preguntó si al villamarienle interesa la memoria y la historia de su pueblo, como tal vez se hace más notorio en Villa Nueva.

“Lo expresa de manera distinta. Villa Nueva tiene una profundidad histórica muy importante en la región, está asociada a la historia colonial y en ese sentido Villa María está ligada al modelo agroexportador, por lo que nos hace más jóvenes, pero a la población le gusta mirarse hacia atrás”, evaluó la también docente.

Cuando se le planteó sobre cómo se define el “ser” villamariense, ilustró que la ciudad y la región “tienen una impronta muy clara asociada a la expansión del modelo agroexportador y la inmigración que trae. Además la ciudad tiene una base poblacional originaria criolla muy importante”. Las dos vertientes, la inmigración y la población que ya estaba, “cada vez afloran más, nos van definiendo y cada vez más nos vamos reconociendo en esa diversidad constitutiva que tenemos”.

Ante la consulta sobre si hay aquí apertura mental a la diversidad, respondió que “en general a las ciudades del Río de la Plata, de la región más impactada por la inmigración ítalo -española de finales del 19, les cuesta abrirse a la diversidad, sin embargo hemos avanzado mucho por la reforma del sistema educativo y los pasos adelante que la democracia ha dado”.

Advirtió que éste “es un proceso largo y lleva una generación aprender a reconocernos diversos”.

Ya en cuanto a lo que hay investigado y lo que falta, dijo que “algunas temáticas son menos trabajadas, pero de a poco se va avanzando” y subrayó que “los espacios que motorizan las investigaciones son las carreras universitarias”.

“Nos cuesta más encontrar espacios de investigación en lo vinculado a la historia institucional”, precisó.

Print Friendly, PDF & Email