Alumni, en estado de gracia

LIGA VILLAMARIENSE

El elenco de David Reano, tras revertir un 0 a 1 en el arranque del partido, derrotó 3 a 1 de local a Española y metió el tercer triunfo consecutivo que lo afianza en la punta de su zona

Todos abrazan a Brugnaro, goleador y figura del Fortinero que, desde que llegó a la punta, acumula victorias

Escribe: Diego Godoy

Cuando comenzaba el atardecer en Villa María, en el Nuevo Fortín del Predio Mauro Rosales la tribuna local festejaba su tercer triunfo consecutivo al ritmo de vientos y percusión. Tras el pitazo final del árbitro Gabriel Rodríguez, Alumni revalidaba una vez más su condición de líder de la Zona B, al vencer por 3 a 1 a la Asociación Española de Villa Nueva.

El encuentro entre fortineros y gallegos arrancó con un grito de gol tempranero para la visita. Es que de una desatención en la mitad de la cancha por parte de Peñaloza, bien presionado por los del Prado, nació el ataque que finalizó con Molar ingresando al área por el sector izquierdo y habilitando con un pase hacia atrás para Acosta que remató fuerte y arriba, decretando el 1-0, en apenas cinco minutos.

Los de Valle ganaban por la mínima, proponían una línea de tres defensores, mucha batalla en la zona media y se adueñaba de la mitad de la cancha, ante un alumni que en los primeros minutos del partido parecía sentir la intensidad de la presión defensiva de española.

Con el correr de los minutos el fortinero comenzó a buscar el arco rival, iba por la banda derecha con el tándem Peñaloza- Brugnaro, y de a poco lo fue metiendo atrás al Gallego, que empezó a sufrir en su arco las acciones de Alumni.

Llegando a la media hora de juego, ya era notoria la evolución y mejora por parte del dueño de casa, que pelota al piso y con mucha entrega tenía mayor tenencia de la pelota e intentaba con distintas variantes poner en pardas el marcador.

El empate llegaría a los 40 minutos cuando Nicolás Delsole al poner en movimiento la pelota desde un tiro libre de la izquierda habilitó a Brugnaro quien, de afuera del área, sacó un cañonazo al ángulo superior izquierdo del guardameta visitante logrando el 1 a 1.

Lejos de relajarse el local fue por más y a los pocos minutos Brugnaro recibió en la mitad de la cancha dejó tres rivales en el camino, centró al corazón del área y cuando quiso rechazar el defensor Margaría el esférico le dio en la mano, jugada en que Rodriguez no dudó en sancionar penal.

A los 45 minutos, justo cuando se bajaban las persianas del primer tiempo el Pato Peñaloza cambiaba pena máxima por gol definiendo rasante a la derecha de Mancilla que eligió volar a otro sector, revirtiendo el marcador y decretando el 2 a 1 a favor del fortinero.

En el complemento Alumni, con el resultado de su lado, fue inteligente al momento de circular la redonda, encontró espacios y fue contundente.

A los 5 minutos, y de tiro libre, el Sapo Delsole hizo esforzar nuevamente a Mancilla, quien desactivó una bomba que se le metía al ángulo superior derecho. Pero a los 10 minutos, tras córner de la derecha ejecutado por Brugnaro, nada pudo hacer el “1” de la visita porque Santiago Martini aprovechó una pelota que quedo boyando en el área chica e infló la red: 3 a 1.

Valle intentó emparejar nuevamente el cotejo con el ingreso de Moyano, Ortega y Moreno, pero le costó volver a posicionar su equipo en el campo rival.

En el local a los 28 minutos ya compartían cancha los hermanos Delsole y se asociaron en el área del gallego, para buscar el cuarto. Pero apareció otra vez Mancilla para decirle no al remate de Elías.

Las más claras para los gallegos llegaron a los 34 minutos un tiro libre recto al área que ejecutó Facundo Mignola, se fue por arriba del travesaño, y a los 42 minutos gran jugada de Cativelli que superó a la dupla de centrales pero Scalzo le ganó el duelo tapándole el remate.

El fortinero, de este modo, sigue bien arriba en su zona y comienza a demostrar que es fuerte en condición de local, donde una vez más revirtió un marcador adverso y con muchos goles en el arco rival.

 

La figura

Nicolás Brugnaro

Autor del primer gol que permitió llegar al empate, participación en la jugada que finalizó en el penal y envío del centro en el córner que terminó con gol. Pura potencia y velocidad por la derecha.

 

El árbitro

Gabriel Rodríguez

No influyó en el trámite del encuentro. Priorizó el diálogo con el jugador antes que la amonestación.

Print Friendly, PDF & Email