Argentino aprovechó la “racha” de Gastaldi

La pelota, tras el cabezazo de Gastaldi, ya superó a Pereyra y, tras impactar en el travesaño, le permitirá a Díaz (con el número 10 en su espalda) anotar el 1 a 0 parcial para Argentino

El “Lobo” venció 2 a 1 de local a Alem y recuperó la punta en soledad, con otro papel preponderante de su actual goleador: anotó el gol de triunfo y participó del otro. Nicolás Pedernera marcó el empate transitorio del visitante

La pelota, tras el cabezazo de Gastaldi, ya superó a Pereyra y, tras impactar en el travesaño, le permitirá a Díaz (con el número 10 en su espalda) anotar el 1 a 0 parcial para Argentino
La pelota, tras el cabezazo de Gastaldi, ya superó a Pereyra y, tras impactar en el travesaño, le permitirá a Díaz (con el número 10 en su espalda) anotar el 1 a 0 parcial para Argentino

Escribe Pablo Luna Broggi

Sacando a relucir el momento dulce de Julio Gastaldi, Argentino derrotó anoche por 2-1 a Alem y se quedó con tres puntos muy valiosos, en el partido postergado de la primera fecha.

Con los tres puntos, el “Lobo” le arrebató la punta de la Zona Centro a Alumni, que quedó segundo con 12 puntos y el lunes animará el clásico con el “León”, que sufrió su primera caída en el Clausura, y comparte la tercera colocación con Española (próximo rival de Argentino).

Gastaldi fue fundamental para los tres puntos de su equipo. En el primer tiempo, fue artífice para el gol de Díaz que abrió el partido y, en el segundo tiempo, anotó el tanto de la victoria en una acción muy fortuita (aprovechó el resbalón -producto del mal estado del campo de juego- de su marcador).

En un primer tiempo intenso y dinámico, el 1 a 1 quedó claro en un escenario que mostró un terreno muy blando y con mucho barro que trajo sus consecuencias.

El “Tricolor”, con su postura de probar constantemente de media y larga distancia, puso en repetidas acciones en alerta al arquero de Argentino, Leonardo Morales, en el primer cuarto de hora.

De todas maneras, Argentino, con un Claudio Díaz muy estático a raíz de una molestia muscular que sufrió apenas iniciado el juego (igual, jugó casi todo el partido), en su primer avance a fondo fue efectivo y abrió el marcador. Iban 18’, Jonathan Rosales se hizo cargo de un tiro de esquina y envió el centro pasado para la aparición de Gastaldi, quien cabeceó por encima de Luciano Pereyra (en la exigencia por la acción se lesionó), pero la pelota dio en el travesaño y allí apareció el propio “Lana” Díaz, quien sólo puso el pie: 1 a 0.

Después del gol en contra, el arquero suplente del “León”, Leandro Pereyra, ingresó por “Lucho”, y en su primera acción, se llenó de confianza porque le sacó estupendamente un tiro de sobre pique a Díaz.

En la siguiente, sobre los 30’ y en una acción que parecía intranscendente, “Nico” Pedernera sacó un “tremendo” disparo de lejos al ángulo y anotó el 1 a 1, para el enojo del técnico local, quien venía indicándole a sus jugadores que había que “tapar” los remates del rival.

Luego del empate parcial, el trámite se tornó de ida y vuelta y, en ese panorama, el local contó con la más clara pero Ramiro Cortez, cuando la tenía “fácil” para anotar, decidió “reventar” el arco y tiró por encima del travesaño.

En el complemento, mermó el nivel del juego porque se batalló más de lo que se elaboró en la zona media y, además, ambos conjuntos sintieron el desgaste físico (principalmente el local, cuyos cambios fueron todos por molestias musculares que tendría sus secuelas para el próximo juego).

Igualmente, en dicho período, el local fue quien más buscó en campo rival a través del desequilibrio de Márquez, pero no podía encontrar, en sus aproximaciones, a Gastaldi en la zona de definición. Igualmente, en la primera que lo ubicaron, fue gol y triunfo.

Sobre los 35’, Galíndez envió el centro al área y Pedernera, en su afán de anticipar y despejar, se resbaló ante la incidencia del campo de juego, quedándole “servida” la pelota a un Julio Gastaldi que, reluciendo su estado de gracia (acumula cinco goles en el torneo, cuatro de ellos en los últimos 10 días), sentenció el 2-1 definitorio.

Print Friendly, PDF & Email