Atienza pidió sobreseer a los últimos tres imputados

El fiscal Atienza explicó por qué solicitó el sobreseimiento de los imputados en la causa

El fiscal de Segundo Turno pidió el sobreseimiento de René Zabala, Claudio Cisneros y María Ceballos, los únicos que quedaban procesados tras la reunión convocada por el gremio policial realizada en los altos del Mar Gut bar en junio de 2014

El fiscal Atienza explicó por qué solicitó el sobreseimiento de los imputados en la causa
El fiscal Atienza explicó por qué solicitó el sobreseimiento de los imputados en la causa

El fiscal Gustavo Atienza solicitó el sobreseimiento total de los dirigentes del gremio policial, René Zabala, Claudio Cisneros y María Ceballos, los únicos que quedaban imputados tras la reunión convocada por la Unión de Policías y Penitenciarios de Córdoba (UPPAC), realizada en los altos del Mar Gut Bar en junio de 2014.

Cabe recordar que entre otros cargos, los acusados estaban siendo investigados por privar ilegítimamente de la libertad a los jefes policiales que fueron al bar a detenerlos.

“En la causa quedaban tres personas implicadas y lo último que se pidió fue un careo múltiple entre estas personas y todos aquellos funcionarios de la Departamental que presentaron pruebas de cargo o acusatorias por el presunto hecho de delito”, indicó Atienza en diálogo con EL DIARIO.

El fiscal sostuvo que luego del encuentro entre los acusados y los funcionarios policiales “se mantiene la causal de duda insuperable (prevista en el artículo 350, inciso 5º del Código Procesal)” y que en virtud de ello resolvió solicitar que Zabala, Cisneros y Ceballos sean sobreseídos.

“No tengo certeza negativa para pedir el sobreseimiento, ni tampoco tengo elementos convictivos de cargo acusatorio, de mérito como para pedir la elevación de la causa a juicio y que el doctor Francisco Márquez sostenga la acusación, esto sería desde mi punto de vista inviable”, explicó el funcionario judicial.

“Por lo tanto, entiendo que no existiendo, por otra parte, la posibilidad de incorporar nuevos elementos de prueba, de acuerdo a mi criterio se mantiene el estado de duda”, también acotó el reporteado por este matutino.

“Ahora todo está en manos de la jueza de Control Edith Lezama de Pereyra, y si ella está de acuerdo con mi posición puede definitiva e irrevocablemente cerrar el proceso. En caso contrario, de oponerse a mi pedido de sobreseimiento, deberá elevar la causa al doctor Márquez que, si opina igual que yo, es vinculante para la jueza, o sea estará obligada a sobreseer”, precisó Atienza.

“Ahora, si Márquez comparte el rechazo de mi solicitud con la jueza, me pedirá que continúe con la investigación”, advirtió.

“El careo fue enriquecedor para mí ya que sirvió para dilucidar algunas cuestiones que tenía pendientes para decidir qué posición tomar”, remarcó antes de redondear para cerrar: “La duda permanece y el Código procesal ofrece el uso de la causal a la que yo he echado mano”.

Print Friendly, PDF & Email